El queso de cabra y la cecina aportarán una buena cantidad de proteínas de gran valor biológico y grasa
1 rulo de queso de cabra, 250 gr. de cecina, 25 gr. de frutos secos (almendras o pistachos). Para los tomates confitados: 8 tomates maduros, 6 dientes de ajo, unas ramitas de tomillo, aceite de oliva, pimienta negra recién molida, 4 cucharadas de sal, 4 cucharadas de azúcar.
Calorías 252 kcal / 100gr
Proteína 39 gr / 100gr
Grasa 9.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

La receta que os proponemos a continuación contiene todos los sabores del Mediterráneo. Se trata de un aperitivo realmente delicioso y, aunque el confitado de los tomates nos llevará algo de tiempo, lograremos una conserva que nos aguantará varias semanas.

 Así lo cocinamos

Los tomates confitados: Lava los tomates, sécalos, córtalos por la mitad y retírales las semillas. Ahora disponlos en un bol grande y añádeles un buen chorreón de aceite de oliva, los dientes de ajo pelados, el tomillo, el azúcar y la sal. Colócalos en una bandeja, con la parte abombada hacia arriba, y hornéalos a 90ºC durante 3 horas. Transcurrido este tiempo, dale la vuelta a los tomates y hornea durante otras 3 horas a la misma temperatura. Déjalos enfriar y reserva.
Corta la cecina en tiras y el queso en rodajas de 1 cm. de grosor. Reservamos.
Coloca los tomates bien escurridos en una bandeja. Sobre éstos disponemos una rodaja de rulo de cabra y, para coronar, unas tiras de cecina.
Rocía con unos hilos de aceite de oliva virgen extra y espolvorea con frutos secos picados.

 Trucos y Consejos

Puedes darle un golpe de calor al plato antes de servir para que así el queso quede ligeramente fundido.

 Información Nutricional

El alto contenido en vitaminas C y E, así como la presencia de carotenos en el tomate convierten a éste en una importante fuente de antioxidantes, sustancias con función protectora de nuestro organismo. Además, el tomate es también muy rico en vitaminas, fibra y minerales.
En cuanto al queso de cabra y la cecina, aportarán una buena cantidad de proteínas de gran valor biológico y grasa. El queso contiene además algunos minerales, como por ejemplo el calcio.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina