Para darle un toque diferente, podemos aderezar la ensalada del relleno con un aliño francés, haciendo una vinagreta con sal, pimienta, una porción de vinagre y tres de aceite a la que añadiremos una cucharadita de azúcar o miel y una de mostaza.
Tomates grandes
420 g. de azúcar
1 litro de agua
dos tazas de legumbres germinadas (por ejemplo
lentejas)
1 pimiento verde
media taza de guisantes
cebollino
brotes de soja
aceite de oliva
sal
pimienta negra molida y vinagre.
Calorías 23 kcal / 100gr
Proteína 0.8 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 35 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Esta original receta combina el sabor de los tomates confitados con las propiedades nutritivas de los germinados, excelentes ingredientes para aquellos que desean bajar de peso y adelgazar.

 Así lo cocinamos

En primer lugar elaboraremos el almíbar: en una cazuela grande añadimos 1 litro de agua y el azúcar y lo ponemos a cocer.

Lavamos los tomates, les cortamos el extremo inferior y los vaciamos reservando la carne. Introducimos los tomates en el almíbar, dejamos que se vayan confitando durante unos minutos y los retiramos del fuego.

Por otra parte, haremos la ensalada cortando el pimiento verde y el cebollino y mezclándolos con las legumbres germinadas, los guisantes y la carne de los tomates.

Aliñamos la ensalada al gusto, rellenamos los tomates y servimos.

 Trucos y Consejos

Para darle un toque diferente, podemos aderezar la ensalada del relleno con un aliño francés, haciendo una vinagreta con sal, pimienta, una porción de vinagre y tres de aceite a la que añadiremos una cucharadita de azúcar o miel y una de mostaza.

 Información Nutricional

El tomate es una importante fuente de antioxidantes por su alto contenido en vitaminas C y E y la presencia de carotenos, sustancias con función protectora de nuestro organismo. Además, el tomate es también muy rico en fibra y minerales.

Por su parte, las legumbres germinadas contienen gran cantidad de vitaminas –en especial A, B, C, E y K-, minerales, enzimas, y clorofila.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina