El alto contenido en vitaminas C y E, así como la presencia de carotenos en el tomate convierten a éste en una importante fuente de antioxidantes
1 patata grande
4 tomates maduros
50 gr. de olivas verdes deshuesadas
4 filetes de anchoa
1 lata de atún en aceite de oliva
1 ramita de perejil
1 diente de ajo
una pizca de pimentón picante
aceite
150 gr. de queso para gratinar
pimienta y sal.
Calorías 23 kcal / 100gr
Proteína 0.8 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 35 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Si te apetece sorprender a tus comensales con un vistoso plato cargado de sabor, nada mejor que elaborar unos tomates rellenos. Éstos, al incluir tantos ingredientes en su relleno, nos van a aportar un amplio y variado surtido de nutrientes. Que salgan ricos!

 Así lo cocinamos

Lo primero que haremos será lavar los tomates y cortarles la parte superior para así extraerles la pulpa con la ayuda de una cucharilla.
Pon a cocer la patata en un cazo con agua y sal. Una vez cocida, pélala y machácala con un tenedor.
En un bol, mezcla la patata machacada con las anchoas, el ajo, el perejil y las aceitunas, todo ello bien picado.
Ahora incorpora el atún escurrido y desmenuzado. Condimenta con la sal, la pimienta y el pimentón.
Por último, añade un chorrito de aceite de oliva y mezcla todo bien.
Rellena cada tomate con la mezcla anterior y cúbrelos con un buen montoncito de queso rallado.
Coloca los tomates en una placa refractaria y hornea a 200ºC hasta que el queso quede bien fundido y dorado.

 Trucos y Consejos

Los tomates combinan con multitud de ingredientes, como pimientos del piquillo, aceitunas negras, maíz, arroz,… Así que esta receta es una estupenda alternativa para aprovechar todos esos restos que quedan en la nevera y no sabes qué hacer con ellos.

 Información Nutricional

El alto contenido en vitaminas C y E, así como la presencia de carotenos en el tomate convierten a éste en una importante fuente de antioxidantes, sustancias con función protectora de nuestro organismo. Además, el tomate es también muy rico en vitaminas, fibra y minerales.
Las anchoas y el atún presentes en esta receta pertenecen a la familia de los pescados azules, y como tales, destacan por su elevado contenido en ácidos grasos omega-3, los cuales nos van a proteger frente a las enfermedades circulatorias.
La patata cocida, por su parte, enriquece el plato con una buena cantidad de hidratos de carbono complejos, por lo que van a conferirle un punto energético a la receta.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina