Una versión creativa de las torrijas de toda la vida
Ingredientes (6/8personas): Para la crema de café: 166 gr. de leche, 25 gr. de yema, 33.3 gr. de nata, 33.3 gr. de azúcar, 13.3 gr. de Maizena, 3 gr. de café soluble Para la crema de vainilla: 166 gr. de leche, 33.3 gr. de azúcar, 33.3 gr. de yema, ½ vaina de vainilla, 20 gr. de mantequilla Para la torrija: ½ barra de pan de molde, 200 gr. de leche, ½ hoja de gelatina, 166 gr. de chocolate blanco Otros: Helado de leche

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Creativa. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.
Torrija de chocolate blanco

 Así lo cocinamos

Para la crema de café: Ponemos a calentar la leche en un cazo. Por otro lado, mezclamos el azúcar y la maizena. Luego añadiremos las yemas y volveremos a mezclar.

Cuando la leche rompa a hervir, la verteremos sobre la mezcla anterior y ligaremos. Echar el resultado en el cazo de la leche y poner al fuego, sin dejar de remover con la varilla, hasta que espese.

Cuando hayamos obtenido el espesor apropiado retiraremos del fuego el cazo y añadiremos la nata y el café, que previamente hemos calentado y ligado. Filmar y dejar enfriar.

Para la crema de vainilla: Infusionamos la vainilla en la leche. Al igual que hicimos en la crema de café, mezclaremos el azúcar con la maizena, agregándole después las yemas.

Cuando hierva la leche, la apartaremos y añadiremos a la mezcla anterior. Ponerlo de nuevo al fuego y dejar espesar. Una vez espese la mezcla, vertemos en una bandeja y añadimos la mantequilla para que no forme costra. Remover y reservar en el frigorífico con film transparente.

Para la torrija: Quitamos la corteza al pan de molde y cortamos en rectángulos de unos 8 cm. de largo. Reservar.

Calentamos la leche. Mientras, sumergir la gelatina en agua. Cuando ésta esté blanda se la añadiremos a la leche caliente. El resultado obtenido se lo añadimos al chocolate blanco. Mezclar bien.

Remojar el pan de molde en la elaboración anterior y dejar escurrir sobre una rejilla. Una vez escurridas las rebanadas, colocaremos éstas sobre papel sulfurizado y extenderemos sobre ellas la crema de vainilla. Enrollamos, como si de un “brazo gitano” se tratara, e introducimos en el frigorífico. Espolvoreamos con azúcar y caramelizamos con la ayuda de un soplete.

Para el montaje: Sobre un plato, colocar una lágrima de crema de café. En un extremo colocaremos la torrija, y en el otro, una quenelle de helado de leche.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina