La patata, al poseer un elevado contenido en hidratos de carbono complejos (almidón), se convierte en un alimento muy energético
Para la tortilla: 5 patatas nuevas de tamaño medio, 6 huevos, media cebolla, aceite de oliva y sal. Para la salsa brava: 3 dientes de ajo, ¼ de litro de aceite de oliva virgen, una puntita de pimienta cayena, 100 gr. de salsa de tomate, 4 cucharadas de coñac, una rama de perejil, una cucharadita de pimentón picante y sal.
Calorías 217 kcal / 100gr
Proteína 3.9 gr / 100gr
Grasa 11.8 gr / 100gr
Hidratos de carbono 24 gr / 100gr

Este plato, está cocinado con una base de Huevos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Aquí tenéis la fórmula de la clásica tortilla de patata, la cual hemos acompañado con una rica salsa brava. Una receta dedicada a los amantes del “pique”…

 Así lo cocinamos

La tortilla de patata: En primer lugar, pelaremos las patatas y las lavaremos bajo el grifo. Una vez lavadas, las cortaremos longitudinalmente en dos mitades y, con la ayuda de un cuchillo o una mandolina, obtendremos rodajas de 2 milímetros de grosor. El grosor de la patata es muy importante ya que, si las cortamos demasiado finas, éstas no se empaparán bien en el huevo batido.
Cuando ya tengamos las patatas cortadas en rodajas, las salaremos y freiremos a fuego medio en abundante aceite de oliva, hasta que queden tiernas. La media cebolla, la cual habremos cortado previamente en juliana, la freiremos junto con la patata.
Batimos los huevos a conciencia, hasta conseguir un batido de huevo bien espumoso.
Ya tenemos todos los ingredientes listos para comenzar a hacer nuestra tortilla de patata.
Incorpora al huevo batido las patatas fritas, y la cebolla. Para que nos quede una tortilla bien jugosa es importante que dejemos las patatas fritas reposar en el huevo durante al menos 10 minutos.
Coloca una sartén antiadherente con unas gotas de aceite de oliva (recuerda que el tamaño de la sartén debe adecuarse a la cantidad de masa de tortilla que hemos elaborado) en el fuego y, una vez ésta haya cogido temperatura, vierte la elaboración anterior. Repártelo de manera homogénea sobre la superficie de la sartén y baja el fuego para que la tortilla se vaya cuajando.
Cuando observemos que la masa de tortilla que está en contacto con la sartén ha cuajado, le daremos la vuelta con la ayuda de un plato o “vuelvetortillas”. No es un procedimiento difícil, sólo tenemos que hacerlo con seguridad.
Esperamos a que alcance el punto de jugosidad deseado y disponemos, con mucho cuidado, sobre el plato o fuente en el cual vayamos a presentar.

La salsa brava: Cogemos parte del aceite que empleamos para freír las patatas y la cebolla y sofreímos en él el ajo, el perejil y la pimienta cayena. A continuación, añadimos la salsa de tomate, el coñac y flambeamos.
Para terminar la salsa, agregaremos el pimentón y removeremos.

 Trucos y Consejos

En el siguiente enlace encontrarás varios trucos que te serán de gran ayuda a la hora de elaborar la tortilla de patata: La tortilla de patata perfecta

 Información Nutricional

La patata, al poseer un elevado contenido en hidratos de carbono complejos (almidón), se convierte en un alimento muy energético. Por ello, aquellas personas que padezcan diabetes deberán abstenerse de consumir este plato.
También contiene vitaminas del grupo B y minerales como el potasio.
Consumida de manera ocasional, esta receta es recomendada para todas las personas, excepto para aquellas que están siguiendo dietas de adelgazamiento o que sufren alteraciones digestivas.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina