En esta ocasión presentamos la tortilla guisada con almejas, un molusco que se caracterizan por su alto contenido en proteínas, colesterol y purinas, así como por su escasa cantidad de grasa
5 patatas nuevas de tamaño medio
6 huevos
2 cebollas
1 diente de ajo
perejil fresco
300 gr. de almejas
100 ml. de vino blanco
una cucharada de harina
caldo de verduras
unas hebras de azafrán
aceite de oliva y sal.
Calorías 76 kcal / 100gr
Proteína 15.5 gr / 100gr
Grasa 1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 1.5 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Huevos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Hoy os presentamos una tortilla de patata muy especial. La hemos guisado en una salsa de almejas, por lo que al final vamos a obtener un plato muy completo desde el punto de vista nutricional.

Tortilla de patata guisada con almejas

 Así lo cocinamos

En primer lugar, pelaremos las patatas y las lavaremos bajo el grifo. Una vez lavadas, las cortaremos longitudinalmente en dos mitades y, con la ayuda de un cuchillo o una mandolina, obtendremos rodajas de 2 milímetros de grosor. El grosor de la patata es muy importante ya que, si las cortamos demasiado finas, éstas no se empaparán bien en el huevo batido.
Cuando ya tengamos las patatas cortadas en rodajas, las salaremos y freiremos a fuego medio en abundante aceite de oliva, hasta que queden tiernas.
Batimos los huevos a conciencia, hasta conseguir un batido bien espumoso.
Ya tenemos todos los ingredientes listos para comenzar a hacer nuestra tortilla de patata.
Incorpora al huevo batido las patatas fritas. Para que nos quede una tortilla bien jugosa es importante que dejemos las patatas fritas reposar en el huevo durante al menos 10 minutos.
Coloca una sartén antiadherente con unas gotas de aceite de oliva (recuerda que el tamaño de la sartén debe adecuarse a la cantidad de masa de tortilla que hemos elaborado) en el fuego y, una vez ésta haya cogido temperatura, vierte la elaboración anterior. Repártelo de manera homogénea sobre la superficie de la sartén y baja el fuego para que la tortilla se vaya cuajando.
Cuando observemos que la tortilla empieza a cuajar, le daremos la vuelta con la ayuda de un plato o “vuelvetortillas”. No es un procedimiento difícil, sólo tenemos que hacerlo con seguridad.
Una vez tengamos la tortilla lista la reservaremos.
Corta las cebollas en juliana y sofríelas junto con el ajo picado en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Cuando la cebolla esté bien pochada, añade la cucharada de harina y rehoga. Ahora vierte el vino blanco y ½ litro de caldo de verduras.  Salpimenta y añade unas hebras de azafrán. Por último, sumerge en la salsa la tortilla de patata y las almejas. Pon la tapadera y deja cocinar a fuego suave durante 10 minutos.

 Trucos y Consejos

También puedes usar caldo de pescado, que le dará un sabor más marinero a la receta.

 Información Nutricional

La tortilla de patata, por la composición de sus ingredientes, resulta una receta muy completa desde el punto de vista nutricional. La patata va a aportar hidratos de carbono, mientras que los huevos van a enriquecer el plato con proteínas de excelente calidad.
La proteína del huevo, debido a su contenido en aminoácidos de fácil asimilación, es muy completa.
En esta ocasión presentamos la tortilla guisada con almejas, un molusco que se caracterizan por su alto contenido en proteínas, colesterol y purinas, así como por su escasa cantidad de grasa.
Debido a ese contenido en purinas, las personas que padezcan gota deberán moderar el consumo de este marisco.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina