La base de toda tostada es el pan, un alimento que, gracias a su elevado contenido en hidratos de carbono, va a constituir una excelente fuente de energía
4 rebanadas de pan rústico, 2 tomates maduros, 150 gr. de queso semicurado. Para la cebolla caramelizada: 2 cebolla moradas, 2 cucharadas de azúcar moreno, 50 ml. de vinagre de Módena y una pizca de sal.
Calorías 260 kcal / 100gr
Proteína 8.4 gr / 100gr
Grasa 1.6 gr / 100gr
Hidratos de carbono 51.5 gr / 100gr
Índice glucémico 85

Este plato, está cocinado con una base de Otros y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Las tostas constituyen siempre un aperitivo original, sencillo y rápido de preparar. La que hoy os presentamos la hemos elaborado con queso, tomate y cebolla caramelizada, que va a aportar un punto agridulce muy interesante.

 Así lo cocinamos

Vamos a comenzar elaborando la cebolla caramelizada, que es lo que más tiempo nos va llevar. Para ello, pela la cebolla y córtala en una juliana muy fina. Lo siguiente será pocharla en una sartén amplia con un poco de aceite de oliva. Cuando se encuentre bien tierna, incorpora el azúcar y la pizca de sal. Una vez el azúcar se haya caramelizado, vierte el vinagre y continúa cocinando a fuego medio, sin parar de remover. La cebolla estará lista cuando presente un aspecto caramelizado, tostado.
Tuesta la rebanada de pan y coloca sobre ella unas rodajas de tomate. A continuación, cubrimos el tomate con unas láminas de queso e introducimos en el horno hasta que el queso quede bien fundido.
Por último, reparte una cucharada de cebolla caramelizada sobre la tosta.
Sirve caliente.

 Trucos y Consejos

Nosotros hemos empleado cebolla morada porque tiene un sabor más suave y dulce, aunque se puede usar también cebolla común.

 Información Nutricional

La base de toda tostada es el pan, un alimento que, gracias a su elevado contenido en hidratos de carbono, va a constituir una excelente fuente de energía.
En esta tosta también interviene el tomate, un vegetal rico en vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante, como el licopeno, pigmento que le confiere al tomate su característico color rojo.
En cuanto al queso, aportará proteínas, grasa y algunos minerales, como el calcio.
La cebolla destaca por su aporte de compuestos antioxidantes, que nos ayudan a combatir los efectos nocivos de los radicales libres presentes en el entorno. Además, es rica en potasio y pobre en sodio, lo cual favorecerá la eliminación del exceso de líquido de nuestro organismo.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina