Este plato estará mucho más rico si lo comemos al día siguiente de su elaboración.
4 truchas
1 cebolla
2 dientes de ajo
½ vaso de vinagre
½ vaso de aceite de oliva
½ vaso de agua
2 hojas de laurel
1 ramita de tomillo
1 cucharadita de pimentón dulce
unos granos de pimienta negra y sal.
Calorías 135 kcal / 100gr
Proteína 18.7 gr / 100gr
Grasa 6.7 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Hoy os proponemos un plato de pescado sencillo y que tiene la ventaja de conservarse bien varios días, para que lo podáis hacer con antelación.

 Así lo cocinamos

Limpiamos las truchas, las sazonamos, las pasamos por harina y las freímos en una cazuela con el medio vaso de aceite de oliva. Cuando estén doradas por ambos lados, las sacamos y reservamos.

En el mismo aceite sofreímos los ajos laminados y la cebolla picada. Cuando esté blandita, añadimos la pimienta, el laurel, el tomillo y el pimentón y damos unas vueltas. Después añadimos el agua y el vinagre y metemos dentro las truchas. Cocemos a fuego medio durante 10 minutos. Ponemos al punto de sal y dejamos enfriar antes de servir.

 Trucos y Consejos

Este plato estará mucho más rico si lo comemos al día siguiente de su elaboración.

 Información Nutricional

La trucha es un pescado azul, de río, que nos aporta una importante cantidad de proteínas de gran valor biológico y grasas poliinsaturadas de la familia Omega-3, las cuales nos ayudan a prevenir enfermedades de carácter cardiovascular. Es un alimento suave y apto para ser incluido en dietas blandas o de fácil masticación. También constituye una alternativa al elevado consumo de proteínas animales, ricas en grasas saturadas.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina