Para que el pescado no quede reseco, debemos pasarlo poco tiempo por la plancha, sólo lo justo para que se selle. Así quedará más jugosa.
2 ventrescas de atún
2 pimientos rojos
6 dientes de ajo
1 cayena
100 ml. de vino blanco
100 ml. de vinagre de sidra
el zumo de 1 limón
aceite de oliva
perejil picado y sal.
Calorías 266 kcal / 100gr
Proteína 21 gr / 100gr
Grasa 15.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

La ventresca es una de las partes más sabrosas y jugosas del atún, con todas las propiedades de este pescado azul. Hoy la preparamos con sencillo refrito de pimientos que le da un sabor muy auténtico.

 Así lo cocinamos

Limpiamos las ventrescas y las cortamos por la mitad, para obtener 4 porciones. Les ponemos un poco de sal y las marcamos a la plancha con un hilo de aceite de oliva. Las reservamos en una bandeja cubiertas con la mezcla del zumo de limón y el vinagre.

Por otra parte, asamos los pimientos también a la plancha con un poco de aceite de oliva. Cuando estén tiernos, los retiramos, esperamos a que se enfríen para no quemarnos y les quitamos la piel y las semillas. Los cortamos en tiras y reservamos.

Cortamos los ajos en láminas y los doramos en una sartén con aceite de oliva. Añadimos la cayena, el vino blanco y dejamos reducir. Incorporamos los pimientos asados, rehogamos un par de minutos y metemos la ventresca en la sartén, moviéndola para que el atún recoja bien todos los sabores. Espolvoreamos con perejil picado y retiramos del fuego.

 Trucos y Consejos

Para que el pescado no quede reseco, debemos pasarlo poco tiempo por la plancha, sólo lo justo para que se selle. Así quedará más jugosa.

 Información Nutricional

La ventresca es una de las partes de mayor calidad del atún. Contiene mucha grasa, rica en Omega 3, característica de todo pescado azul, como es el atún. Este pescado es muy rico en proteínas de gran calidad y vitaminas, entre las cuales debemos destacar la vitamina D, esencial para la correcta absorción del calcio. También contiene una buena cantidad de minerales, sobre todo de yodo y magnesio.

Pero lo más interesante del atún es su alto contenido en ácidos grasos Omega 3, que nos va a ayudar a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, así como el riego de contraer enfermedades de carácter cardiovascular.

Los pimientos que lo acompañan integran al plato vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidantes.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina