Este modo de preparar las verduras, hace que su consumo pueda ser mejor aceptado por los más pequeños, que normalmente no comen con demasiado entusiasmo el típico plato de verdura cocida con patata
4 tomatitos cherry
4 espárragos
2 pimientos verdes
300 gr. de calabaza (“butternut”)
1 calabacín
200 gr. de mousse de hígado de pato
aceite de oliva
pimienta negra recién molida y sal.

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Vegetariana. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Esta parrillada, además de ser muy sencilla de elaborar y de estar deliciosa, es una receta muy nutritiva, pues nos va a aportar multitud de vitaminas, minerales, fibra y sustancias de acción antioxidante.

Verduras a la parrilla con mousse de pato

 Así lo cocinamos

Lo primero que haremos será preparar las verduras antes de cocinarlas. A los espárragos verdes les cortaremos la parte del tallo más fibrosa para luego introducirlos en una olla con agua hirviendo y sal durante dos minutos. Transcurrido este tiempo, los pasaremos a un recipiente con agua y hielo para así cortar la cocción y fijar su color verde. El calabacín y la calabaza los cortaremos en rodajas de medio centímetro de grosor, mientras que los tomatitos los cortaremos por la mitad. Por último, corta los pimientos verdes en tiras.
Una vez tengamos las verduras listas, cocínalas en una plancha o sartén muy caliente con unas gotas de aceite de oliva. Procura que queden bien doradas, pero algo crujientes.
Emplata las verduras y acompáñalas con un par de rodajas de mousse de hígado de pato, sal y pimienta negra recién molida.

 Trucos y Consejos

A este plato le va estupendamente una reducción de vinagre balsámico, que combina muy bien con las verduras y la mousse.

 Información Nutricional

Las hortalizas y verduras se caracterizan por ser alimentos muy interesantes desde el punto de vista nutricional, ya que son ricas en diferentes vitaminas y minerales, así como en fibra y sustancias con acción antioxidante, muy beneficiosas para la salud. En este caso las verduras se preparan asadas, por lo que no sólo no va a aumentar en exceso el contenido calórico del plato sino que además, tanto los nutrientes como las características organolépticas de las verduras se van a conservar prácticamente intactas. Este modo de preparar las verduras, hace que su consumo pueda ser mejor aceptado por los más pequeños, que normalmente no comen con demasiado entusiasmo el típico plato de verdura cocida con patata. Además la variedad de hortalizas utilizadas en la receta, da un toque de color al plato haciéndolo muy apetecible.
Hay que tener presente que estas verduras las hemos acompañado con mousse de hígado de pato, rico en grasa y colesterol. Por ello, aquellas personas que padezcan de hipercolesterolemia o que estén siguiendo una dieta de control de peso deberán evitar este acompañamiento.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina