Si queremos conservar el sabor de la carne más puro, no maceraremos el cordero y simplemente lo haremos a la plancha, salpimentado.
12 chuletitas de cordero, 3 manzanas, 2 patatas, 2 zanahorias, 1 berenjena, 1 cebolla, pimienta, sal y aceite de oliva. Para macerar el cordero: 2 dientes de ajo, 3 ramas de romero, 2 hojas de laurel, ½ vaso de aceite de oliva, pimienta negra molida y 3 limones.
Calorías 250 kcal / 100gr
Proteína 16 gr / 100gr
Grasa 20 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

La carne de cordero tiene un sabor muy particular, que hoy presentamos combinado con verduras y manzana, una mezcla muy interesante que no dejará indiferente a ningún comensal.

 

 

Verduras con cordero

 Así lo cocinamos

Preparamos una mezcla con los ajos picados, las hierbas aromáticas, la pimienta negra, el aceite y el zumo de los limones. Metemos en ella las chuletas, tapamos el recipiente y lo dejamos macerar en la nevera, como mínimo, durante 6 horas.

Pasado ese tiempo, asamos las chuletas a la plancha y las reservamos calientes.

Mientras tanto, cortamos las verduras y las manzanas en trozos, las colocamos en una fuente de horno, las rociamos con aceite de oliva, un poco de pimienta y sal y las asamos, a temperatura fuerte, durante unos 30 minutos.

Servimos las chuletas de cordero en un plato sobre una cama de verduras y manzanas asadas.

 

 Trucos y Consejos

Si queremos conservar el sabor de la carne más puro, no maceraremos el cordero y simplemente lo haremos a la plancha, salpimentado.

 Información Nutricional

La carne de cordero es rica en ácidos grasos saturados, lo que hace que sea muy jugosa y sabrosa pero, al mismo tiempo, ese alto contenido en grasa indica que su consumo no es apto para personas que tengan problemas cardiovasculares. El cordero contiene además proteínas de buena calidad, hierro y minerales, entre los que destacan el fósforo y el potasio.

Por su parte, la fruta y las verduras empleadas en esta receta nos aportan gran cantidad de vitaminas, minerales, fibra y sustancias de acción antioxidantes.

Datos nutricionales de las chuletas de cordero:

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina