Las verduras y hortalizas son alimentos que no deben faltar nunca en nuestra dieta, pues nos aportan una infinita cantidad de vitaminas, minerales, fibra y sustancias de acción antioxidante, muy beneficiosas para nuestra salud
1 calabacín
1 cebolleta
1 tomate
200 gr. de calabaza
½ pimiento rojo
200 gr. de gambas frescas
4 espárragos verdes
200 gr. de queso de oveja
100 ml. de nata.
Calorías 380 kcal / 100gr
Proteína 28.2 gr / 100gr
Grasa 29.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Este plato es un buen representante de la dieta mediterránea. Es una receta muy saludable, ya que, además de las vitaminas y minerales de las verduras, también vamos a encontrar proteínas y calcio procedentes del queso.

Verduras y gambas con salsa de queso

 Así lo cocinamos

La salsa de queso: En un cazo deshacemos a fuego suave el queso de oveja en la nata removiendo constantemente para que se deshaga como si fuese una fondue.

Pon a cocer los espárragos verdes en una olla con agua hirviendo y sal durante 2 minutos. Pasado este tiempo, sumérgelos en agua con hielo para frenar su cocción y fijar su color verde.
El resto de verduras las cortaremos al gusto y las cocinaremos junto con los espárragos verdes y las gambas en una plancha o sartén antiadherente muy caliente y con unas gotas de aceite de oliva.

Una vez las verduras y las gambas estén bien doradas, emplátalas y acompáñalas con la salsa de queso.

 Trucos y Consejos

La salsa de queso es bastante sabrosa, por lo que no será necesario añadir sal a las verduras.

 Información Nutricional

Las verduras y hortalizas son alimentos que no deben faltar nunca en nuestra dieta, pues nos aportan una infinita cantidad de vitaminas, minerales, fibra y sustancias de acción antioxidante, muy beneficiosas para nuestra salud.
En esta ocasión hemos asado nuestras verduras. Esto no sólo no va a incrementar el contenido calórico del plato sino que además, tanto las propiedades nutricionales como organolépticas, apenas van a verse afectadas.
Sin embargo, al añadir queso a la receta su contenido graso y calórico va a aumentar de forma notable, por lo que personas con exceso de peso o niveles elevados de colesterol o triglicéridos en sangre han de limitar este tipo de platos en su alimentación.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina