Como todo marisco, la vieira es fuente de proteínas y minerales, y goza de beneficiosas propiedades antioxidantes
8 vieiras
100 gr. de zanahorias
150 gr. de calabacín
150 gr. de cebolleta
100 gr. de berenjena
100 ml. de vermut blanco seco
aceite de oliva
una nuez de mantequilla
sal de escamas ahumada. Crema de zanahoria: 500 gr. de zanahorias
50 gr. de mantequilla
50 ml. de nata líquida
sal
pimienta. Vinagreta: 100 ml. de vinagre
100 ml. de agua
100 gr. de azúcar
2 cucharadas de mostaza en grano
50 ml. de aceite de oliva.
Calorías 81 kcal / 100gr
Proteína 15.5 gr / 100gr
Grasa 0.9 gr / 100gr
Hidratos de carbono 2.8 gr / 100gr

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Ocasiones especiales, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

La vieira es un marisco bivalvo que ha adquirido gran popularidad en los últimos años, y ello se debe en gran medida a la suave y delicada textura de su carne. En la siguiente receta la acompañamos con verduras y una suave crema de zanahoria, obteniendo así un plato elegante y delicado.

Limpiamos las vieiras: las colocamos sobre un trapo de cocina para que no resbalen al abrirlas. Pasamos un cuchillo entre las dos valvas y hacemos palanca suavemente para separarlas. Ahora raspamos la concha honda para obtener la vieira. Enjuágalas bajo el grifo para eliminar toda la arena y las telillas adheridas a éstas. Reservamos las vieiras ya limpias y tapadas con un papel de cocina húmedo.
Para las verduras: Pela la zanahoria y la cebolleta. Ahora córtalas en dados, al igual que la berenjena y el calabacín.
Derrite la mantequilla en una sartén y rehoga en ella la zanahoria y la cebolleta. Una vez tiernas, incorpora la berenjena y el calabacín. Rehoga durante un par de minutos y añade el vermut. Deja hervir hasta que se evapore el alcohol y reserva.
La crema de zanahoria: Pela las zanahorias, trocéalas y cuécelas en una olla con agua y sal. Una vez tiernas, escúrrelas y ponlas a cocer de nuevo, pero esta vez con la nata y la mantequilla. Pon a apunto de sal y pimienta, cuece durante un minuto y tritura hasta conseguir una crema bien fina.
La vinagreta: Pon a hervir el vinagre junto con el agua y el azúcar, hasta que reduzca una tercera parte. Retira del fuego e incorpórale la mostaza y el aceite. Mezcla bien y reserva.
Cocina las vieiras en una plancha o sartén antiadherente caliente con unas gotas de aceite. Una vez doradas por ambas caras, resérvalas.
Sirve un poco de crema de zanahoria en el plato. Sobre ésta disponemos un par de cucharadas de verduras y una vieira. Añade un hilo de vinagreta alrededor y decora con unas escamas de sal ahumada sobre la vieira.

Si no encuentras vieiras frescas en la pescadería, siempre podrás emplear vieiras congeladas, que las hay durante todo el año y de muy buena calidad.

Las vieras son moluscos bivalvos emparentados con las ostras que viven en las profundidades de los mares. Como todo marisco, es fuente de proteínas y minerales, y goza de beneficiosas propiedades antioxidantes. Por su elevado contenido en colesterol, se desaconseja su consumo excesivo.
Otro ingrediente que destaca en esta receta es la zanahoria. Esta hortaliza se caracteriza por ser muy rica en vitaminas, entre ellas el betacaroteno o provitamina A, pigmento que les confiere el color naranja característico. Además, las zanahorias son fuente de vitamina E, folatos, vitamina B3, y minerales diversos como el potasio, calcio, fósforo y yodo. El betacaroteno o provitamina A, tras ser absorbido en nuestro cuerpo se transforma en vitamina A o retinol, esencial para la visión, el buen estado de la piel y los tejidos y para el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico.
En la elaboración de la crema de zanahoria hemos empleado mantequilla, por lo que el valor calórico del plato se va a ver incrementado.

Vieira con verduras y crema de zanahoria
Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina