El típico color amarillento de la yema se debe a la xantofilina, un pigmento que no tiene un valor nutritivo
12 yemas de huevo
180 gr. de harina
1 ramita de canela
ralladura de la piel de ½ limón y 100 gr. de azúcar glass
Calorías 353 kcal / 100gr
Proteína 16 gr / 100gr
Grasa 32 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.2 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Las yemas de Santa Teresa son un dulce artesano muy típico de Ávila cuya receta se ha ido transmitiendo de boca en boca, generación tras generación, durante más de un siglo. Las más populares son las fabricadas por la pastelería tradicional La Flor de Castilla.

Yemas de Santa Teresa

 Así lo cocinamos

Pon en una olla 10 cucharadas de agua, el azúcar y la canela. Con estos ingredientes, haz un almíbar a punto de bola.
Ahora bate en un bol grande 11 yemas junto con un huevo entero y la ralladura de limón.
Cuando el almíbar esté en su punto, añádele el batido anterior y sigue cociendo, sin cesar de batir, hasta que las yemas se cuajen.
Retira la olla del fuego y vierte la masa sobre una superficie lisa y espolvoreada con azúcar glass.
Trabaja bien la masa y forma un rollo alargado. Espolvoréalo y córtalo en 24 porciones de igual tamaño.
Forma las yemas con las manos, rebózalas con más azúcar glass y colócalas en moldes de papel para magdalenas pequeñas, también llamados “pirotines”.

 Trucos y Consejos

Para saber si el almíbar ha alcanzado el “punto de bola”, toma un poco entre los dedos. Si eres capaz de formar una bolita con ellos, entonces el almíbar estará en su punto.

 Información Nutricional

El ingrediente protagonista de este dulce postre es la yema de huevo, la cual es rica en grasa saturada, colesterol y otros componentes grasos como lecitina. En la composición de la yema también podemos encontrar pequeñas cantidades de vitaminas A y D, riboflavina y tamina, así como una buena variedad de minerales (hierro, fósforo, zinc, selenio y sodio.
La yema de huevo es uno de los alimentos que mayor porcentaje de colesterol contiene (cerca de 500 mg. por cada 100 gr), por lo que aquellas personas que padezcan de hipercolesterolemia deberán moderar el consumo de este postre.
El típico color amarillento de la yema se debe a la xantofilina, un pigmento que no tiene un valor nutritivo.

Datos nutricionales de la yema de huevo:

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina