El pescado presente en esta receta aporta proteínas de buena calidad y un bajo contenido en grasas
18 gambas
6 cigalas grandes
¾ kg. de almejas negras
¾ kg. de rape
2 calamares medianos
2 cebollas
3 tomates
4 zanahorias
3 dientes de ajo
apio
laurel
hierbabuena
perejil
1 copa de coñac de calidad y caldo de pescado.

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Preparamos ahora una deliciosa zarzuela de pescado y marisco, una receta elegante y sabrosa con la que podrás sorprender a tus invitados. Además, con este plato podrás aprovecharte de una multitud de nutrientes aportados por el pescado y las verduras.

 Así lo cocinamos

Trocea el rape y los calamares para enharinarlos y freírlos levemente en una cazuela de barro con aceite de oliva. Una vez dorados los pescados, escúrrelos y reserva.
En la cazuela anterior vamos a preparar un sofrito con la cebolla, el ajo, el tomate, las zanahorias y el apio, todo ello bien picado. Añade las hierbas aromáticas y cocina a fuego suave hasta que el sofrito esté listo. Ahora incorpora los mariscos junto con el rape y los calamares que teníamos reservados. Acto seguido, verteremos el caldo de pescado (hasta casi cubrir) y la copa de coñac. Ya sólo faltaría agregar una picada de ajo y perejil. Cocinamos a fuego suave durante 5 minutos y servimos caliente.

 Trucos y Consejos

El caldo podrás elaborarlo con las cáscaras de los mariscos y con la cabeza del rape. Introdúcelo todo en una olla con agua fría, añade una cebolla, una hoja de laurel, un chorreón de vino blanco y calienta hasta que rompa a hervir, momento en el cual nuestro caldo estará listo.

 Información Nutricional

El pescado presente en esta receta aporta proteínas de buena calidad y un bajo contenido en grasas, por lo que este plato es ideal para aquellas personas que siguen dietas de adelgazamiento.

Las almejas, además de conferir un delicioso sabor a la sopa, son una excelente fuente de minerales, como el hierro y el fósforo. Por el contrario, se desaconseja su consumo a personas que sufren de gota, ya que éstas contienen gran cantidad de purinas.

Las verduras presentes en la receta también aportan nutrientes muy beneficiosos para la salud. Ejemplo de ello son los antioxidantes contenidos en la cebolla, el licopeno del tomate (también antioxidante) y los betacarotenos de la zanahoria, que cuidan de nuestra piel y visión.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina