El vino contiene agua, alcohol, azúcares no fermentables, ácidos orgánicos y sales minerales, además de taninos con gran poder antioxidante
150 gr. de ciruelas secas sin hueso
100 gr. de pasas de corinto
150 gr. de orejones de albaricoque
250 ml. de vino
150 gr. de azúcar moreno
1 palo de canela
la piel de medio limón.
Calorías 283 kcal / 100gr
Proteína 3.3 gr / 100gr
Grasa 0.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 62.6 gr / 100gr
Índice glucémico 35

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

El zurracapote es una bebida típica de los pueblos de La Rioja y áreas de influencia como el norte de la provincia de Burgos, Soria, Ribera Navarra o el País Vasco. Normalmente se prepara en recipientes grandes en las fiestas locales, existiendo tantas recetas como pueblos o autores.

 Así lo cocinamos

Coloca cada tipo de fruta seca en un bol con agua caliente y déjalas reposar durante media hora, hasta que queden bien hidratadas.
Mientras tanto, coloca en una cazuela el vino, un vaso de agua, el azúcar, el palo de canela y la piel de limón.
Pon a fuego deja hervir durante 5 minutos, tiempo tras el cual el azúcar se habrá disuelto.
Escurre las frutas secas, incorpóralas a la cazuela y deja hervir durante otros 10 minutos.

 Trucos y Consejos

De la piel del limón sólo emplearemos la parte amarilla, ya que la parte blanca sólo nos aportará amargor.

 Información Nutricional

Las frutas secas constituyen un complemento reconstituyente idóneo de la dieta y, por su aporte extra en azúcares y calorías, resultan particularmente apropiados cuando se practican deportes de larga duración o esfuerzos físicos intensos, por lo que debería formar parte siempre de las provisiones de los montañeros y excursionistas. Su consumo está desaconsejado en caso de sobrepeso y obesidad, pues su contenido calórico es de cuatro a seis veces superior respecto a la fruta fresca de origen, y las deben tener en cuenta las personas con diabetes e hipertrigliceridemia, por su concentración en azúcares simples.
El vino contiene agua, alcohol, azúcares no fermentables, ácidos orgánicos y sales minerales, además de taninos con gran poder antioxidante.
No debemos olvidar que para la elaboración de este postre se ha empleado una importante cantidad de azúcar, por lo que el contenido calórico del plato va a verse incrementado notablemente.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina