Reportaje Córdoba

Mesón Puerta del Convento: Fusión selecta entre gastronomía y cultura

Por Manuel González,

Una portada barroca, construida en 1682, revela una combinación seductora entre gastronomía entrelazada con recetas tradicionales y una historia evocada por una arquitectura, decoración e iluminación consonantes con el pasado que se revive en cada Noche del Convento, título conferido al reclamo cardinal de este mesón fundado en el año 2008.

A un palmo del Mirador de la Grieta y protegido por el Río Genil y el puente renacentista de Hernán Ruiz se localiza el Mesón Puerta del Convento de Benamejí, un espacio cuádruple al desplegarse cuatro dependencias simultáneamente independientes y conectadas.

La bodega, en la que se conservan vinos de elaboración propia; el comedor principal; el bar-cafetería, con servicio tanto en barra como en mesa; y la terraza, elección infalible para la temporada de primavera y verano, época que anualmente renueva las Noches de Pinchos que, en la decadencia de los jueves y los viernes, proponen cuatro sugerencias semanales extraídas de los productos autóctonos e ideales para un cuidado maridaje.

Engendrar un punto culinario de referencia y distinguirse entre el medio centenar de establecimientos consagrados a la restauración que coexisten en Benamejí, un municipio que supera tímidamente los 5.000 habitantes, se imponían como propósitos originarios del matrimonio que une a Pablo Jiménez y Dolores Cruz, regentes el Mesón Puerta del Convento, quienes rezuman satisfacción y gratitud por percibir cristalizados sus deseos.

Declarada como Bien de Interés Cultural, la fachada principal descubre una cocina sustentada en tres ejes que se equilibran al unísono: el producto, la elaboración y la presentación. El rabo de toro deshuesado reluce en una carta que armoniza la pluma ibérica a la plancha, carnes como el chivo, pescados, revueltos y ensaladas. Como anexo invencible, se acomoda el rincón que homenajea al bacalao sirviéndolo frito, al horno, revuelto y en el interior de un buñuelo aderezado con miel de caña.

La recuperación, actualización y acondicionamiento de un edificio enclavado en el siglo XVII ennoblece a este refectorio que en sus noches más intrínsecas concuerda teatro, flamenco, baile y conciertos. La Asociación de Patrimonio de Benamejí reconoció el polifacético concepto empresarial del Mesón Puerta del Convento, un proyecto que trasciende de los servicios básicos de un comedor hasta consolidarse como un promotor de múltiples actividades.