Reportaje Córdoba

Casa Patricio: Abolengo culinario

Por Andrés Orgaz,

El restaurante Casa Patricio es hoy un restaurante que ofrece todo tipo de platos tanto de cocina regional, autonómica y últimas tendencias, continuando una evolución culinaria que tiene una interesante y prolífica historia.

Corría el final de los años 60, primeros de los 70, cuando las ganas e ilusión de dos jóvenes emprendedores, Emilia Jiménez y Patricio Pozuelo, después de haber regentado durante dos años el Hotel Galán en Bujalance, deciden tener su propio restaurante. Lo hacen en 1970, al comprar una vieja taberna a las afueras de su pueblo, Bujalance, al que denominaron Restaurante Casa Patricio. Tras varias reformas y ampliaciones a lo largo de estos cuarenta y seis años, por su gastronomía, cuidado del producto, buen hacer en el servicio y continua evolución en cocina sin ocultar recetas tradicionales, el restaurante se ha convertido en un referente gastronómico en la provincia de Córdoba y Jaén, dada su cercanía con la provincia jiennense. No en vano, ha sido, por elección popular, Premio Gurmé Córdoba como Mejor Restaurante de la Provincia de Córdoba.

Han sido, «muchos años de esfuerzo y sacrificio para sacar adelante el restaurante, y a la vez a nuestros cuatro hijos», recuerda Patricio. Tras varias décadas en el negocio, el testigo de la gestión lo asumen hoy sus hijos, y en concreto, en la cocina, Pedro Pozuelo y su cuñado, Pepe Romero.

La cocina de Casa Patricio recoge el legado culinario que durante siglos mostraron las culturas árabe, judía y cristiana, trabajando con los mejores productos de la tierra, «y con el aceite de oliva virgen extra como el ingrediente base y top de la cocina cordobesa», matiza Pedro Pozuelo. En la actualidad, la cocina de Casa Patricio continúa evolucionando, «seguimos teniendo platos de toda la vida, pero le hemos dado una vuelta distinta, con presentaciones actuales y modernas». En este sentido, «nuestro objetivo es mantener siempre la misma línea, basada en productos de calidad y hacer las cosas bien». Platos como los cholondros, patata rellena de presa ibérica y jamón, pastel de verduras, cordero asado, cordero a la miel, son platos que componen su amplia carta.

Pedro Pozuelo valora la segunda Estrella Michelín, conseguida por Paco Morales (restaurante Noor) como «muy importante», igual, continúa, «que la diversidad de restaurantes de Córdoba y su provincia, donde hay opciones muy importantes que sorprenden al comensal».