Reportaje Córdoba

Vaquena, una carne con altura y sello muy propio

Por Felipe Osuna,

Vaquena, una carne con altura y sello muy propio

En pleno corazón de la Sierra de Cabra, a unos mil metros de altura sobre el nivel del mar, bajo el manto de la Virgen de la Sierra, y con un balcón infinito a la cordillera Penibética o la hondura de la Campiña, se encuentra situado el Restaurante Vaquena, en el mítico cortijo ubicado en la finca egabrense de «La Viñuela» propiedad de la familia Valenzuela Escudero, y donde en tiempos pastaron los mejores toros bravos a sus anchas.
Una finca que alberga dos ganaderías, la primera de caballos de pura raza española y la segunda de ganado vacuno ecológico cuya carne sirve para elaborar los productos que el comensal que acuda al restaurante podrá degustar mientras disfruta de la propia naturaleza en un entorno privilegiado en pleno Parque Natural de las Sierras Subbéticas.
Y es que el restaurante posee un mirador desde el que se puede contemplar con toda su magnitud la campiña cordobesa y sevillana y además, también pueden contemplar las distintas reses que deambulan en libertad por la propia finca.
Pese a su corta trayectoria, ya que el proyecto de restauración data del año 2017, el restaurante ya cuenta con una gran aceptación hasta el punto de que es recomendable que aquellos que deseen acudir el fin de semana hagan sus reservas con antelación, lo mismo si se quieren degustar carnes denominadas como «Premium» tales como chuletones o entrecots.
Cabe destacar que previamente en el año 2015 la empresa comenzó con la elaboración propia de los productos cárnicos para posteriormente crear el restaurante cuyas carnes son exclusivamente de vacuno, como principal peculiaridad.
En lo relativo a la carta el comensal podrá disfrutar a precios asequibles para cualquier bolsillo de platos tradicionales, otros de carácter moderno como son ya las afamadas hamburguesas, carnes a la parrilla y arroces. En la actualidad el equipo humano de Vaquena se compone de tres personas destinadas al cuidado del ganado, dos más para la industria cárnica y cuatro que forman parte del restaurante.
Este proyecto familiar en constante crecimiento surge como proyecto del ganadero Gonzalo Valenzuela sucediéndole ahora su hija Amalia en el ámbito de la restauración y destaca sobretodo el sentimiento familiar hacia la propia finca el cual se demuestra con esta puesta en valor de la misma para disfrute del público y vecinos de la localidad .
En la actualidad, Vaquena también cuenta con una hamburguesería en el barrio cordobés de Ciudad Jardín.