Reportaje Córdoba

El afamado sumiller Custodio Zamorra aboga por un Masterchef de vinos para promocionar los españoles

Por Toñi Caravaca,

Un Masterchef de vinos. Es la propuesta de uno de las voces más respetadas dentro del mundo vinícola del panorama nacional, el sumiller Custodio López Zamarra. Éste trabajó durante cuatro décadas recomendado vinos a los comensales de Zalacaín, un famoso restaurante madrileño –primero en conseguir tres estrellas Michelin- por donde han pasado destacadas personalidades de la cultura y la política de este país. Para Custodio Zamarra hay excelentes vinos en España, 25 de los 100 mejores del mundo, según su criterio, son españoles. Entre esta veintena de caldos se encontrarían, «sin duda», los cultivados en la zona Montilla Moriles.

Cata de vino dirigida por el sumiller de Zacalaín, Custodio López Zamarra. FOTO: ÁLVARO CARMONA. ARCHCOR

Cata de vino dirigida por el sumiller de Zacalaín, Custodio López Zamarra. FOTO: ÁLVARO CARMONA.

«Hablar de Montilla Moriles es hablar de una de las zonas más importantes de vinos del mundo, única por su tipología y por su variedad, fundamentalmente, la Pedro Ximénez. Hay excelentes bodegas que producen unos vinos magníficos, extraordinarios por el clima y el suelo», sostiene momentos antes de ejercer de padrino en una cata de vinos que ha organizado en el Círculo de la Amistad de Córdoba  Bodegas Volver, del grupo de Jorge Ordóñez. Desde hace tres años, cuando se jubiló en Zalacaín, colabora con esta bodega alicantina catando y participando en presentaciones de sus vinos.

Cata de vino dirigida en el Circulo de la Amistad por el sumiller Custorio Lopez Zamarra. FOTO: ÁLVARO CARMONA.

Cata de vino dirigida en el Circulo de la Amistad por el sumiller Custorio López Zamarra. FOTO: ÁLVARO CARMONA.

Sabe de lo que habla. Muchos de los clientes de Zalacaín han probado buena parte de los vinos españoles sin ni siquiera mirar la carta del restaurante. Se dejaban aconser por él y se iban satisfechos. En España hay buenos vinos, muchos, pero para Zamarra no somos conscientes de ello. Ocurre también con los de la zona Montilla-Moriles. ¿Conoce la gente de fuera lo extraordinario de estos caldos? Para este afamado sumiller, no. En su opinión hace falta más difusión. «Todo el mundo escucha hablar de Montilla-Moriles y sabe qué es zona de vinos, pero al final no se conoce realmente lo que significan y lo que representan estos vinos para el mundo de la gastronomía y del vino de nuestro país», afirma.

Prueba de ello es que aún hay gente que piensa que los Pedro Ximénez son vinos elaborados en Jerez en lugar de en Córdoba. «El Pedro Ximénez es cordobés porque es donde la uva madura y están los paseros más importantes. Por eso salen unos vinos increíbles, maravillosos», señala. De ahí que Zamarra diga que hace falta un pequeño impulso para que se conozcan más.

A pesar de ello, éste matiza que en los últimos años se ha avanzado mucho en estas tareas de promoción de los vinos españoles y andaluces porque el público está más abierto a probar cosas nuevas de diferentes zonas geográficas de nuestro país. España es muy plural, dice, y en cada tierra se cultivan vinos totalmente diferentes. No obstante, matiza que quizás no se está avanzando todo lo deprisa que realmente se requiere. En cualquier caso, según éste, las bodegas se están dando cuenta de que hay un potencial de calidad que tiene que ser explotado. «Las cosas sin promoción y sin divulgación no caminan», señala.

En ello colaboran, o debieran hacerlo, los restaurantes de cada zona. Custodio Zamorra sostiene que en Córdoba un buen sumiller que se precie tiene que intentar dar a conocer los vinos de la tierra, «proponerlos, sugerirlos» porque son «magníficos». El objetivo es que los turistas de Córdoba tomen vinos de la tierra. Es una arista importante para favorecer la promoción de los vinos Montilla-Moriles pero no la única. Flaquea, según Zamarra, la comunicación. «No sabemos vender y el marketing es importantísimo. No quiero imaginar si tuviésemos la zona Montilla-Moriles en Francia lo que costarían. Estoy convencido de que estarían potenciados de otra forma totalmente diferente», afirma.

En esta labor de promoción se tiene que pringar, según éste todo el mundo: las bodegas, los consejos reguladores, las administraciones y hasta los medios de comunicación. También el mundo de la hostelería, fuertemente vinculado al vinícola. España es, según este famoso sumiller, uno de los tres países de vinos del mundo más importante, «el país de mayor extensión y de producción; también el de menor consumo de vinos, a pesar de que tenemos la mejor relación calidad-precio sin lugar a dudas».

Cata de vino dirigida en el Circulo de la Amistad por el sumiller Custorio López Zamarra. FOTO: ÁLVARO CARMONA.

Cata de vino dirigida en el Circulo de la Amistad por el sumiller Custorio López Zamarra. FOTO: ÁLVARO CARMONA.

La etapa dorada que está viviendo la gastronomía, con la ayuda de programas de televisión, favorece para que se hable y se conozca más las características y las propiedades de los vinos españoles. Aún así, para Custodio Zamarra, haría falta “un Masterchef pero de vinos para dar a conocer nuestro amplio abanico. Hay un vino para cada plato, para cada situación, para cada momento y compañía».

Para que los vinos Montilla-Moriles sean conocidos más dentro que fuera es importante, para el que fuera sumiller de Zalacaín durante 41 años, que haya ayudas a través de los empresarios de la hostelería y también de las administraciones para formar a gente, sobre todo, joven que llega pisando fuerte pero que no tienen recursos para formarse.