Reportaje Córdoba

Los mejores alimentos para combatir los excesos navideños

Por Rocío Górriz,

Definitivamente ya no es hora para el arrepentimiento. El consumo de calorías extras y a veces vacías durante las Navidades es un hecho aplicable casi al 100% de la población. Sin embargo, hay una lista de alimentos de la más variada índole que puede ayudarnos a bajar esos kilitos más rápidamente, sobre todo si, además, incrementamos la actividad física.

Lo primero para que esta «aventura detox» surta mayor efecto es aumentar el consumo de agua y tisanas, que nos ayudarán a eliminar residuos y saciarán nuestro apetito.

Batido de piña y coco

El siguiente paso es una prolongada visita a la frutería, donde podremos adquirir piñas (con claro efecto diurético y alto contenido en fibra), frutos del bosque como arándanos, moras y frambuesas (todos ellos de bajo contenido calórico), kiwis (que facilitan el tránsito intestinal) y manzanas verdes (ricas en sales minerales) e ingrediente imprescindibles de un buen batido detox, al que podremos añadir zanahoria, espinacas y un poco de plátano.

fresas

También podemos hacer mezclas similares empleando las primeras fresas, un buen chorreón de zumo de lima fresca y trocito de jengibre. Aunque por supuesto no podemos olvidarnos de una opción clásica aunque tremendamente efectiva: el batido de zumo de naranja, limón, pera y manzana, de efecto saciante y que protege el cuerpo de los radicales libres mientras facilita su limpieza.

Una vez que hemos acabado con la fruta, es el turno de la verdura. En nuestra cesta no debe faltar la de hoja larga como la espinaca o la acelga, ricas en hierro, y aptas para dietas hipocalóricas. Salteadas, en cremas o esparragadas, resultan deliciosas.

Atadito de espárragos trigueros y anchoas

Los espárragos son otro must de nuestra lista saludable. Cocinados de mil maneras, limpian en profundidad nuestro organismo.

Y para quienes no pueden pasar sin un buen trozo de carne, el pavo, el pollo y el conejo se han de convertir en sus piezas de cabecera. Todas ellas son ricas en proteínas y bajas en grasas, siempre y cuando se cocinen al horno, la plancha o cualquier otro método que no incluya los rebozados, las salsas y los fritos.

pechuga de pollo

En el caso de los pescados, podemos aplicar la misma norma. Además, deberá primar los pescados blancos sobre los azules ya que algunos de estos últimos suelen tener más grasa (aunque saludable). Por ello, resultan estupendas opciones el lenguado, el gallo, la merluza, el mero, el rape, la lubina o el bacalao, siempre cocinados a la plancha o al vapor.