Reportaje Córdoba

¿Sabes dónde comprar el mejor pastel cordobés?

Por Rocío Górriz,

Es uno de los elementos de la cultura y gastronomía cordobesa por antonomasia. Con origen en la repostería árabe, el pastel cordobés está compuesto por láminas de finísimo hojaldre relleno de cabello de ángel/cidra y decorado con azúcar blanquilla con canela en polvo. Aunque se consume todo el año, se suele preparar el 17 de noviembre (patronos de Córdoba: San Acisclo y Santa Victoria). Y desde el año 1998 se viene desarrollando la denominada Jornada del Pastel Cordobés, cuando se reparte gratuitamente una porción a cada uno de los asistentes.

manoletepeq2

Pastelería San Rafael

La Pastelería San Rafael es una empresa familiar desde que nace en 1940 y perdura hasta la actualidad, ubicada en el barrio de El Brillante (C/ Cardenal Portocarrero, 23)

Su fundador fue José Delgado Roldán. Heredándola después  su hijo José Delgado, y sus nietas Elisa y Cristina Delgado. La historia de la pastelería arranca en octubre de 1940, siendo hoy la confitería más antigua de la capital. Es importante destacar que no se ha industrializado por expreso deseo de su fundador de mantener la calidad artesana que siempre le ha caracterizado, y ha pasado su tradicional forma de hacer de padres a hijos.

José Delgado Roldan presumía de haber creado los populares manoletes, versión individual y reducida del pastel cordobés, mientras trabajaba, allá por los años 30, como maestro pastelero en la conocida pastelería Casa Mirita. Allí iba mucho a comprar el famoso torero Manolete, quien un día preguntó que por qué no se hacia el pastel cordobés más pequeño. En su honor lo creó y  lo bautizó como manolete.

realejopeq2

Pastelería El Realejo

Situado en el número 7 de la conocida calle Alfonso XIII, y de marcado carácter familiar, es una de las que más variedades de pastel cordobés ofrece. Adaptándose a los nuevos tiempos y gustos de los clientes. Sus especialidades son el pastel cordobés de cabello de ángel y el pastel mozárabe (con frutos secos por encima) que hornean, a diario, relleno de jamón serrano con cabello de ángel, de chocolate o de crema. Además, en época navideña cuentan con elaboraciones artesanas de alta confitería, difíciles de encontrar en cualquier otro sitio.

elbrillantepeq2

 

Pastelería El Brillante

Maestros artesanos desde 1934, son una institución en la ciudad (Avda. de la Arruzafa, 7)

Entre sus hojaldres destaca el pastel cordobés además de una hornada diaria de magdalenas, bizcochos, empanadillas, todo ello elaborado como lo hacían las abuelas: con tiempo, mimo y la experiencia de toda una vida dedicada a la repostería.

Cuentan con una amplia variedad de pan blanco, elaborado a diario y con recetas tradicionales y materia prima de alta calidad. Sus cruasanes y bollitos de leche también se realizan artesanalmente.

hornodelacruz2peq

Horno de la Cruz

En un recoleto local vecino a la Iglesia de San Miguel (Calle Góngora, 2) no es extraño contemplar las extensas colas de clientes que se arremolinan en su puerta en busca de sus deliciosas creaciones. Son varias ya las generaciones dedicadas a piezas como el citado pastel cordobés, roscones de reyes o crujientes palmeras personalizadas. Aunque su fama también se debe a las más de 13 recetas diferentes de empanadas caseras que ofrecen a su público.

 

cafeteriacentro

Pastelería Salazar

Se fundó en el año 1973. Y desde entonces no ha parado de crecer su dulce imperio. Actualmente tiene sede en Avd. de los Almogávares, 44, Avd. de las Ollerías, 44 y Ronda de los Tejares,3. Ofrecen todo un abanico de posibilidades. Venden el tradicional: elaborado con hojaldre y cabello de ángel, el de frutos secos: con hojaldre, cabello de ángel y cubierto de frutos secos (pasas, almendras y piñón) y el de jamón serrano: con hojaldre, cabello de ángel y jamón.

Estos tres tipos son los más demandados por sus clientes, pero también han creado variantes como el que combina salmón, York y queso o la versión que incluye anchoas y atún.