Reportaje Córdoba

El Abuelo (Bod. Luque): Un descubrimiento im-presionante

Por José Ignacio Santiago,

 

Nada más abrir la botella han salido los aromas de manera explosiva, como si de un cañón de confeti se tratara, inundando de matices de bodega mi despacho, y la verdad es que me he quedado impresionado predisponiendo mis sentidos para lo que iba a catar minutos después.

Se trata de un amontillado viejo comercializado con el nombre de El Abuelo Solera 1888 (año de nacimiento del fundador de la bodega, D. José Luque Campos).

Es muy importante conocer el tiempo mínimo de crianza de un amontillado para comprender las diferencias que hay entre las distintas marcas del mercado. Son 8 los años mínimos, 5 como fino y 3 como crianza oxidativa.

abuelopeq

Hay amontillados más «gordos» en boca debido a que su edad como fino se ajusta a los mínimos, si es que llegan, y hay otros que son muy delgados en boca, muy «afilados», salinos, yodados, sabrosos, donde el volumen no existe en boca, que queda envuelta de una compleja sensación de umami, acidez, amargor y salinidad de tremenda persistencia. Pues así es precisamente la boca de este amontillado El Abuelo, y perdonad por cambiar el orden de la cata, pero merecía la pena hacerlo para que podáis experimentar y aprender.

Seguimos. La madera es vieja, no molesta, no hay agresividad tánica, no hay astringencia. A pesar de sus 21 grados de alcohol, no se aprecian, estando totalmente integrados con los demás componentes en boca, fruto de una larguísima crianza en botas. Es un vino muy elegante en boca.

En nariz es increíble la cantidad de matices, maderas nobles, avellanas tostadas, piel de almendra, fruta escarchada, incluso notas garrapiñadas, aldehídos, piel de cítricos, ahumados…no te cansas de mover la copa y buscar nuevos matices. Las notas a levaduras y recuerdos de fino están más de fondo, más difíciles de encontrar, ya que pasó mucho tiempo desde entonces.

En la vista es precioso, de color caoba, cobrizo, con unos ribetes verdosos característicos en finos y que se mantienen en amontillados, por muy viejos que estos sean. Muy luminoso y brillante.

Para un risotto de setas y ahumados como el esturión, sería una combinación de premio, sin olvidarnos de carnes de ave como la perdiz.

Un vino exquisito necesitado de una mejor vestimenta y merecedor de un mayor precio de venta. Una nueva joya envuelta en papel de aluminio. ¡Cuidemos estos vinos!

Valoración:

  • Presentación: 5/10
  • Aroma: 9 /10
  • Sabor/Armonía: 9/10
  • Dónde comprarlo en Córdoba: La Flor del Olivo (plaza de Colón, 5)
  • PVP aproximado en tienda: Botella 75 cl: 7,5 -10 € aprox.