Reportaje Córdoba

La Brassería, el placer de comer mirando al pasado

Por Julia López,

Sentarse en su terraza es uno de los auténticos placeres de los que puede disfrutarse en la comarca de Los Pedroches, ya que se ubica en uno de sus lugares más emblemáticos de y de mayor belleza, el histórico municipio de Dos Torres.

Son muchos los que no renuncian a ocupar una de esas mesas que permiten vislumbrar la coqueta y sobria plaza de la Villa de Dos Torres en todo su esplendor y disfrutar, a la par, de la rica gastronomía que propone el restaurante La Brassería, que forma parte del complejo del Hotel Los Usías y que atesora más de una década de experiencia con amplio reconocimiento de la ciudadanía no sólo de Dos Torres sino de toda la comarca.

Y es que los paladares más exquisitos pueden encontrar aquí un lugar idóneo para recrearse en sabores que viajan desde la cocina más tradicional hasta la que es fruto del trabajo con aportaciones de otras culturas.

Tapear o hacer una comida más copiosa es posible en La Brassería gracias a la carta «snacks» que presenta y que contempla opciones que acercan a los comensales a los manjares de la zona con el jamón ibérico de bellota liderando esas señas de identidad.

La variedad es una de las características de esta carta que también permite degustar ensaladas que se salen de lo común, wok de verduras gratinado con queso de cabra, salmorejo, varias sartenes de huevos rotos e incluso una pizza especial de la dehesa.

Estas posibilidades se amplían con una carta donde las carnes se erigen como protagonistas sin olvidar el pescado o los arroces. Además, el restaurante La Brassería completa su oferta con una amplia vinoteca que permite degustar esos platos con vinos seleccionados.

El día a día también permite que los comensales opten de lunes a viernes por un menú diario que ofrece gran variedad de platos en su diseño.

Para cerrar el capítulo gastronómico, el restaurante ofrece algunas quincenas de platos típicos como la celebrada recientemente con motivo de la Semana Santa y donde se pudo disfrutar de la quinta quincena del bacalao y platos de Cuaresma para satisfacer la demanda del cliente.

Todo ello puede degustarse tanto en la terraza señalada como en los diferentes espacios habilitados en el interior de un restaurante que cuida hasta el último detalle y que ofrece al usuario un servicio de máxima calidad. Sin duda, es una de las opciones gastronómicas de la zona tanto por su oferta como por su ubicación.