Reportaje Córdoba

Hotel El Pilar, entorno taurino y cocina tradicional

Por María José Martín,

Tras años gestionando cafeterías en áreas de servicio de Jaén, Carmona o Écija, la empresa Restaurante La Campiña SL adquirió en 2009 el Hotel El Pilar, un establecimiento señero de La Carlota, de larga trayectoria y muy conocido por su ambiente taurino.
El Pilar es un verdadero complejo de ocio que, además del hotel, cuenta con un restaurante, varios salones, piscina, discoteca, jardines taurinos e incluso una plaza de toros y una escuela ecuestre.
Se encuentra emplazado en plena Campiña cordobesa, a caballo entre Córdoba y Écija, junto a la autovía A-4. El hotel, de tres estrellas, dispone de 84 habitaciones, además de una suite y una mini-suite.
Una de las responsables de El Pilar, Rocío Ruiz, asegura que está resultando «una buena experiencia» regentar este negocio, y más en un municipio como La Carlota, al que los socios de la empresa están muy vinculados por cuestiones familiares.
Se trata de un lugar polivalente tanto para el descanso como para realizar cualquier tipo de evento, presentaciones, congresos y otros actos.
Igualmente, resulta ideal para celebrar fiestas camperas, espectáculos ecuestres o capeas con suelta de vaquillas.
Ruiz destaca que el restaurante cuenta con «una clientela fiel» que acude a la llamada de su cocina tradicional cordobesa, elaborada «con buenos productos en base a materias primas de la zona».
Los 150 clientes que pueden llegar a caber en este amplio restaurante, de decoración sobria pero elegante, demandan sobre todo rabo de toro -«que aquí lo hacemos buenísimo»-, salmorejo, carnes a la parrilla y cocido cortijero a la cordobesa, «un plato con mucha solera».
En la temporada de verano, la oferta gastronómica se adapta a la canícula mediante una barca de espetos junto a la piscina, pollos asados o paellas.
También ofrecen menús para fiestas camperas, tipo perol cordobés, en los que no faltan el clásico chorizo, morcilla, chuletas ni, por supuesto, el clásico perol de arroz.
El Pilar es, además, un espacio ideal para familias, donde los niños pueden disfrutar de un parque infantil de bolas y de un castillo hinchable mientras sus progenitores dan buena cuenta de las viandas.
No obstante, la especialidad de El Pilar son los eventos. No en vano, disponen de varios salones para albergar entre 100 y 500 comensales.
Los platos estrella de estos menús especiales para eventos, cuyos precios oscilan entre 35 euros y 50 euros por persona, son el balacao gratinado al horno, así como la carrillada.