Reportaje Córdoba

Amontillado Amón, de faraón a deidad

Por José Ignacio Santiago,

Hablar de un amontillado seleccionado a ciegas por un comité de cata para ser el amontillado institucional de la DO es hablar de calidad muy elevada. Correcto, así es y así quedó de manifiesto en la cata presentación de Vinoble realizada en Madrid esta semana y que agradezco que se me haya encomendado la labor de defenderlo ante un público profesional que quedó maravillado con esta joya.

vino-amon_miniaturaUna joya que hoy tiene nombre de deidad egipcia pero que muchos recordarán por su anterior nombre, Faraón, que por cuestiones de marcas hubo que rebautizarlo, y yo creo que el cambio lo terminó de encumbrar en el Olimpo.
Se trata de un vino de larguísima crianza, de un color ámbar oscuro, abundante lágrima, y limpio, al que solo se le ha dado un leve filtrado. La intensidad en nariz es muy elevada, sin molestar los 21 grados de alcohol totalmente integrados al ser obtenidos por la concentración en sus más de 40 años de envejecimiento, en los que la etapa de flor está más que lejana, pero queda un toque a bollería fina junto con la gran intensidad de aromas derivados de la posterior y larguísima etapa oxidativa, con frutos secos, hoja de tabaco, corteza de cítrico, madera vieja, ebanistería, y podría seguir… sensación punzante y matices de acetato de etilo aportan complejidad al conjunto.
En boca, de entrada fluida y paso firme en boca, intenso por su concentración en polifenoles de la madera, equilibrados con la «falsa acidez» que aporta la salinidad, propia de los suelos de albariza de donde proceden las uvas, de Moriles en este caso. Un vino «afilado». Es el punto perfecto, intensidad, y equilibrio gustativo. Dolor y placer al beberlo.
Un vino eterno por via retronasal y de persistencia gustativa elevada. Un vino que bien merece un sitio entre los grandes vinos del mundo, pero con un traje de Armani, por decir uno, y no con una vestimenta que le resta puntuación global. Hay que creérselo, darlo a conocer y valorarlo como es debido. Si esta maravilla fuera de otro país… seria prohibitivo.
Carnes de caza, quesos muy curados o sardinas ahumadas sobre una base de mazamorra pueden ser tremendos acompañantes.

Bodegas Delgado de Puente Genil tiene un maravilla que seguir custodiando, bonita responsabilidad.