Reportaje Córdoba

El Carmen, nuevo sabor tradicional

Por Virginia Requena,

En un antiguo edificio industrial del siglo XIX, recuperado para el visitante, ejemplo de la arquitectura industrial de esta localidad y que es un atractivo añadido al paladar. En esta estancia se ubica el Restaurante El Carmen de Puente Genil, que cambió en noviembre de 2014 la gerencia, haciéndose cargo Las Camachas. Desde entonces un estilo de cocina propio se ofrece en este establecimiento.

La idea de la dirección era” la de ampliar nuestra zona de acción y tener la oportunidad de crecer en un edificio tan emblemático”,  apunta Miguel Salas su gerente. un ejemplo de la arquitectura industrial de esta localidad y que es un atractivo añadido al paladar.

La carta ofrece unas exquisitas alcachofas y unos cardos blancos con almejas y gambas. En carnes, se recomienda, como  especialidad  la elaboración exquisita del rabo de toro y la perdiz a la Campiña. Todos los pescados frescos y mariscos del litoral andaluz, y de entrantes como el paté de perdiz.

Sin lugar a dudas, elaborar la leche frita, la convierten en un exquisito y distinto postre, así como el biscuit de higos al Pedro Ximénez  o el tocinillo de cielo.

En este restaurante la carta cambia cada tres meses aprovechando los productos de temporada y por tanto, ofertando platos acordes.

El Carmen, es un ejemplo de que la cocina tradicional  sigue teniendo tirón, ya que  se aprecia con más facilidad la calidad de los alimentos y la frescura y sabores de cada uno de ellos.

En cuanto a la carta de vinos, lo ideal  para acompañar a una cocina tradicional los mejores vinos y de los que dispensan en este restaurante son todos los de la denominación de Origen, Montilla – Moriles, en sus distintas variedades.

Un espacio único en la provincia, fácil de acceder, situado en Avenida de la Estación, ideal tanto para las familias como  para celebrar cualquier evento o comidas de empresas. Buena parte de los clientes de este restaurante están relacionados con el turismo enoturismo, la gastronomía o el  ocio.