Lista

Gastronomía de Feria: Al borde del abismo

Por MENTAPICADA,

En la Feria no es que no se coma bien, es que hay otras prioridades. A la feria se va a beber, a bailar, a hablar, a reír, a ver y a verse, a cantar y, sólo secundariamente, a comer. Se come casi por obligación, para que la bebida no se te suba demasiado a la cabeza, para acompañar. Pero a nadie se le oye decir “vamos a tal caseta que ponen un arroz estupendo”. Por el contrario, sí se oye “vamos a la de Pepe que va a empezar el flamenquito” o “vamos a la de Manolo que a esta hora está muy ‘ambientá’”. Como mucho, mucho, se puede oír “vamos a tomar algo a mi caseta”, frase que resume lo que intentamos explicar: se va a comer “algo”, “cualquier cosa” que quite el hambre, que ayude a aguantar, que sirva de excusa para mantener el equilibrio, sentarte y descansar.

Así que como nos piden unas recomendaciones cerca de la Feria pero fuera de ella lo hacemos con mucho placer -porque como hemos dicho la gastronomía que se elabora en el Real es de subsistencia- no exento de riesgo -porque no se les ocurra ir a ninguno de los establecimientos que recomendamos sin llamar previamente por teléfono-. Vámonos para Triana…y Los Remedios.

Podemos empezar por Jaylu en López de Gomara, donde el buen marisco y la fritura de pescado son su tarjeta de visita y Casa Luciano, en la calle Paraíso que, al contrario que el anterior, se dedica a las carnes rojas a la brasa. Junto al anterior un clásico, Los Cuevas, donde tomar la mejor verdura de la ciudad y Victoria 8 , en la calle y número que su propio nombre indica, y que a base de atenciones y calidad ha puesto de moda comer bien de una manera informal.

Terraza del Restaurante Jaylu| Foto: ABC

Terraza del Restaurante Jaylu

La comida siempre casera de El Viejo Tito en Virgen de la Victoria y el Maera, con toda la gracia de la cocina sevillana en el barrio de San Gonzalo y en las manos de Ramona terminan el repaso. Las dos últimas aperturas de Los Remedios son de cocina con un toque más moderno y actual, pero de indudable altura, Ivantxu en Virgen de la Victoria y Casa Rafel en virgen del Valle.

casa-rafel-sevilla-salmorejo

Una de las especialidades de Casa Rafel

En bares la cosa está mucho más reñida. Son muchos y todos destacan por alguna tapa, pero si tenemos que elegir aquellos que destacan por el conjunto de su oferta:

Salomón en López de Gomara con unos pinchitos y una ensaladilla que son el punto y seguido de su extraordinaria oferta. El Bistec por Santa Ana, Paco España en Alfarería.

Por el lado de Los Remedios empezamos con Mariscos Emilio de la calle Génova con buen marisco y excelente ensaladilla. Cerca el madrileño José Luis con sus archiconocidas tapas y hacia la portada de la Feria la cola de toro del Sancho Panza en Juan Sebastián Elcano. Callejeando por el barrio, no hay que perderse el Consolación con un excelente menudo y cerca de la calle del infierno Lalola tapas, en Virgen del Águila, que está trabajando la casquería como pocos.

Tortilla de patatas de José Luis

Tortilla de patatas de José Luis

Sevillanía en la plaza de Sargentos Provisionales, el jamón de los Alcalareños y el pescao frito de La Cañera o el marisco de Pepe en Virgen de las Montañas sirven para rematar el paseo por el barrio. Sin olvidar que, si queremos un poco de paz, podemos entrar en el parque de los Príncipes y conocer la cocina tradicional con pinceladas innovadoras de Principico. Aunque para paz y tranquilidad, bien apartados del abismo, la de De la O en el paseo del mismo nombre y dando al Guadalquivir.