Reportaje Sevilla

Antonio Cruz Clavijo, metre de Becerrita: «No deberían existir las recetas nitrogenadas»

Por Gurmé,

Antonio Cruz Clavijo, metre de Becerrita: «No deberían existir las recetas nitrogenadas»

Al hacer la compra, siempre olvida…

Lo que quisiera olvidar es la factura de la compra.

Puestos a maridar, ¿con qué no se casa usted?

Con una ensaladilla servida con bola. Hay que servirla al desprecio, como bien dice Antonio Casado de ODER Ensaladilla. La diferencia se nota hasta en el sabor.

En su mesa nunca falta…

Procuro que no falten nunca profesionalidad y humildad, porque para saber servir una mesa hay que ponerse en el sitio de quien está sentado. Con humildad podemos llegar a la gente y que se sientan bien y felices.

¿Asar, freír o cocer?

Asar un buen cordero, freír un buen pescado y cocer una buena verdura. La cocina tiene esos tres términos.

De todas las especias de la cocina, ¿cuál se llevaría a una isla desierta?

La pimienta no se la recomendaría a nadie, me llevaría la canela que es más afrodisíaca.

Su bocadillo favorito es de…

De mortadela de verdad, de la antigua. Está riquísimo.

A usted, ¿de qué le dan la lata?

Me dan la lata los mejillones. Los detesto en conserva mientras que al natural están riquísimos.

SEVILLA. 19.7.16. Guía gurmé, entrevista metre Becerrita Antonio Cruz . FOTO: J.M.SERRANO. archsev

Foto: J. M. Serrano

Si se derrama vino en la mesa, ¿qué hace?

Dependiendo de los comensales, pero en general, secar y cubrir la mancha, que parezca que no ha pasado nada.

Improvise una cena en un periquete…

De entrantes un poco de jamón, una tarrina de foie en salsa Cumberland, un tartar de atún rojo y croquetitas de cola de toro. De segundo, rodaballo, torito de merluza al ríoviejo, lomo de buey angus y un “solomillo al señor marqués”, una receta que tiene más de 50 años y no la podemos quitar de la carta porque siempre encanta.

Su bar de siempre, al que siempre vuelve…

Becerrita.

Un amigo en esta profesión…

Me enseñó muchísimo Juan Silva Domínguez. También Manuel Hernández Quintana y dos amigos de mi paso por Granada, Gabriel Maldonado y Juan Alcaide.

Una tapa clásica que le da pena que esté desapareciendo.

El caballito de jamón. En el bar de mi padre se enrollaba el jamón al pan y se freía y ahora ha cambiado y se sirve el pan frito con una loncha de jamón y huevo de codorniz.

Una tapa moderna que no debería existir.

Todas las recetas nitrogenadas.

El final más dulce que recuerda…

Un dulce pecado, que es un variado de repostería donde se incorpora toda la repostería casera incluso helado de espoleá.

¿Quién es?

SEVILLA. 19.7.16. Guía gurmé, entrevista metre Becerrita Antonio Cruz . FOTO: J.M.SERRANO. archsev

Foto: J. M. Serrano

Antonio Cruz Clavijo nació en Carrión de los Céspedes en 1958 y lleva toda su vida vinculado al mundo de la hostelería. Trabaja en Becerrita desde que abrió hace 28 años y previamente se había formado en establecimientos de Torremolinos y Sierra Nevada. En su localidad natal todos le conocen como “el niño roete”, hijo del Bar Roete, aunque el auténtico nombre del negocio paterno era Bar Rocío (su abuela acostumbraba a llevar este peinado que ha sobrebautizado a su descendencia durante años). Allí aprendió sus primeras lecciones del mundo de la hostelería y trazó el esquema de una vida que discurre entre la barra y la cocina, con un absoluto respeto y admiración por el público que atiende. “El cliente es lo mejor, lo básico de este negocio. Sin él, no hay cocina”, sentencia este cualificado metre.