Reportaje Sevilla

Caracoles y cabrillas: dónde están los más sabrosos de Sevilla

Por ABC,

Preparar unos buenos caracoles o cabrillas es todo un arte que muchos establecimientos sevillanos han aprendido con creces. Ahora que llega la auténtica temporada de este molusco y que los bares han colgado sus carteles anunciando que los sirven, repasamos dónde se pueden encontrar los más ricos de Sevilla, al menos los mejor valorados por el público en las últimas convocatorias del concurso que organiza abcdesevilla.es.

Este año puedes participar en la VII edición de este concurso y votar entre los establecimientos participantes, aquí.

¿Dónde están los mejores caracoles y cabrillas?

En Triana, Casa Diego es uno de los veteranos en preparar esta tapa, puesto que su fundador ya era conocido como «el dios de los caracoles» cuando abrió el bar en la década de los 60. Está situado en el corazón de Triana, en la calle Santa Cecilia, y aseguran que su secreto es quitarle bien el amargor al molusco y condimentarlo con especias que previamente muelen.

En el Bar Rodríguez son expertos en cabrillas y caracoles, principalmente en estos últimos, considerados una especialidad de la casa. El ambiente de este establecimiento es cercano y familiar, por lo que los paladares más exigentes en cuestión de moluscos se sienten como en casa cada vez que visitan esta bar de la plaza San Antonio de Padua.

Casa Paco, en El Juncal, también se conoce como «Los caracoles», con lo que no hay que explicar nada más sobre su fama en la elaboración de esta tapa, sólo que hay que llegar pronto si se quiere coger sitio en su terraza o para evitar que se agote su plato estrella.

Continuando con esta suculenta ruta, es impensable dejarse atrás a la cervecería Kiki, que abrió sus puertas en 1970 y 35 años después montó el Kiki II dado el éxito del negocio. El Kiki original está en Juan Antonio Cavestany, mientras que su segunda parte puede encontrarse en la calle Esperanza de la Trinidad, ambos en el barrio San Pablo-Santa Justa.

Bar Rosita, en Avión Cuatro Vientos, es otro de los mejor valorados por los lectores de este periódico, un pequeño y tradicional bar que ha entrado con fuerza en la historia de los caracoles mejor servidos en Sevilla. Su secreto, dice la propia Rosita, está ponerle mucho cariño a la hora de guisar sus cabrillas y caracoles. Y en la limpieza.

caracoles en un vaso

Cariño,limpieza y condimentación: las claves

Esas son las claves que repiten en todos los establecimientos citados (cariño y limpieza), donde no quieren entrar en más detalles sobre su exitosa receta, pero saben sacar como nadie el mejor partido a estos deliciosos moluscos.
La condimentación, por último, será la que dé el toque maestro a cada plato, y en ella juegan un papel fundamental las especias que cada cocinero añada a la famosa salsa, que en el caso de los caracoles se presenta en un vaso que muchos se beberían sin más.

Lo que parece claro es que para tomar unos buenos caracoles o cabrillas en Sevilla no hay que andar demasiado, puesto que en cada barrio hay varios establecimientos que saben dar a sus clientes lo que más les gusta.
Los sitios más votados, además de los mencionados, son: Elcano, Casa Gálvez, Protasio, Cine Pío XII, el Tremendo de Pío XII, El Coli, El Menta y El Uno de San Román.