Reportaje Sevilla

Comer con niños: estos son los mejores bares y restaurantes para ir con los pequeños

Por ABC,

Salir a comer con los niños es toda una aventura para la que conviene estar preparado, ya que nunca se sabe cómo puede acabar la experiencia. Elegir un establecimiento adaptado a ellos es fundamental, con lo que proponemos a continuación una selección de bares, restaurantes, quioscos e incluso ventas urbanas en las que será más fácil disfrutar del tapeo con tranquilidad mientras ellos lo pasan en grande.

Comer con niños es fácil si sabes cómo

niños jugando

Dependiendo de la edad de los pequeños se podrá optar por un lugar u otro, pero una de las claves del éxito será que dispongan de espacio donde jugar sin molestar a los demás comensales. Para los que son un poco mayores, elegir un tipo de cocina atractiva para ellos puede ser suficiente.

Así ocurre en establecimientos como Peggy Sue’s, un auténtico homenaje a la gastronomía estadounidense donde las hamburguesas son las protagonistas indiscutibles. La decoración del local es una gran aliada para conquistar a los pequeños, puesto que está ambientada en el clásico diner americano de los años 50 que los niños han visto cientos de veces en las películas. Enormes batidos, tortitas con nata y jukebox completan esta inmersión en el universo de Hollywood.

Del mismo corte es la cadena Foster’s, donde se puede elegir entre una gran variedad de hamburguesas y otros platos tradicionales norteamericanos, como los sandwiches o las costillas. En Sevilla hay varios de estos restaurantes, distribuidos principalmente en centros comerciales o zonas muy concurridas.

Siguiendo con la cocina internacional, el O’Neill’s de la calle Adriano es una buena elección para ir con los hijos que ya no estén en la primera infancia para tomar uno de sus contundentes platos e incluso ver alguna retransmisión deportiva. Nada tiene que ver con los típicos bares de tapeo sevillano y seguro que al público menudo les seduce este pedacito de Irlanda que hay junto al Guadalquivir.

Como grandes apasionados de la pasta que suelen ser, otra apuesta segura para ir con niños es Come in casa, donde tienen fama no solos sus pizzas y pastas, también sus postres italianos.

Animación infantil

La Raza

En otros casos los establecimientos apuestan por ofrecer a los padres animación infantil mientras ellos saborean tranquilamente su gastronomía. Es el caso de La Raza, que hasta el 15 de julio dispone los sábados y domingos de animación para los pequeños con talleres de diverso tipo, además de un menú infantil para ellos.

También en Voraz, ubicado en el Parque de los Príncipes, han apostado por ofrecer un menú infantil, ya que al encontrarse integrados en el parque de los Príncipes son muchas las familias que acuden con niños. Además, ofrecen la posibilidad de contratar servicio de animación para ocasiones especiales, para lo que hay que avisar previamente.

Kioscos del parque

niña comiendo

Precisamente ubicados en los parques se encuentran los tradicionales kioscos, a los que las familias acuden buscando un espacio abierto en el que los niños puedan jugar y correr mientras los padres toman una cerveza. En el parque de Los Príncipes, el kiosco bar Príncipe cuenta con un castillo hinchable permanente, en el que los pequeños pueden saltar a sus anchas. También aquí hay un menú especial para ellos.

El de los Perdigones, la Huerta de la Buhaira o el del parque de Pirotecnia, QCross, son otros de ellos. Este último, además de tener los columpios del parque junto a la terraza del bar, dispone de servicio de animación para los pequeños, que durante los meses de calor han trasladado a la tarde-noche, que es cuando las familias van buscando las horas más frescas del día.

El kiosco Zahora, en Los Bermejales, está ubicado en el parque del Paseo de Europa y también cuenta con una zona de columpios para niños justo al lado.

Ventas urbanas

Otras opciones que brinda la hostelería sevillana para salir a comer con niños son las ventas urbanas, espacios diáfanos con amplias terrazas que recuerdan a las ventas de pueblo y de carretera pero sin necesidad de salir de la ciudad. Es el caso de la Real Venta Pilín, en Tablada, un homenaje a la comida casera sin prisas donde los pequeños podrán jugar a sus anchas durante la sobremesa.

La pastora

La Pastora, en la Ronda Histórica, es otro establecimiento idóneo para ir con los pequeños de la familia, a los que les suelen encantar los fritos y que después pueden jugar en su espaciosa terraza.