Reportaje Sevilla

¿Qué comieron los hermanos Roca en su visita a Sevilla?

Por Isabel Aguilar,

tribeca (6).JPG

No es tarea fácil sentar a tu mesa a quienes gestionan uno de los mejores restaurantes del mundo (el mejor en dos ocasiones), todo un reto que Tribeca ha superado con nota. Los hermanos Roca (Joan, Josep y Jordi) estuvieron la pasada semana en Sevilla dentro de la gira nacional que están realizando con BBVA y no dudaron en hacer hueco en sus agendas para visitar este restaurante, donde saborearon un original menú a base de pescados y maridado muy acertadamente.

SEVILLA. 04/07/17. Entrega de becas del proyecto BBVA al IES Heliópolis. Conferencia de los hermanos Roca. FOTOS: ROCIO RUZ. ARCHSEV

Foto: Rocío Ruz

Intrigados por saber qué platos y qué vinos tomaron, GURMÉ ha llamado a Tribeca para conocer todos los detalles del almuerzo. Comenzaron con un aperitivo de carabinero, salmonete, calamar y caballa, que acompañaron de una manzanilla Gabriela Oro, de la bodega sanluqueña Miguel Sánchez Ayala. Josep Roca, el sumiller del Celler de Can Roca, es un gran amante de los vinos del Marco de Jerez, de los que tiene una buena colección en su bodega de Gerona y a los que aprecia de forma especial, como ha referido en más de una ocasión.

Foto: Juan Flores

Foto: Juan Flores

De la misma Denominación de Origen es el fino de Bodegas Tradición que sirvió para maridar el segundo aperitivo, una fritura de hueva de leche, hígado de pescadilla, huevo de sepia y chicharrón de morena.

La parte principal del menú constó de tres pases de diversos pescados, todo un acierto después de la impresión que han generado nuestras lonjas a los afamados hosteleros. En todos los casos, las propuestas estuvieron acompañadas por vinos del Penedés procedentes de la bodega Can Feixes, un guiño a los invitados que seguro supieron apreciar.

SEVILLA. 3.7.17. Rueda de prensa y entrevista a los hermanos Roca, del Celler Can Roca. En la sede de Bbva. FOTO: VANESSA GOMEZ. archsev

Foto: Vanessa Gómez

El primero de los pases fue un mero confitado, pil-pil de sus huesos y lima, mientras que el segundo consistió en barriga de pez limón a las brasas. Para concluir, Tribeca sirvió a los hermanos Roca y el equipo de BBVA que les acompañó un guiso de parpatana de atún a modo de carrilleras.

De postre, yemas

Para despedir a estos célebres hermanos, el restaurante sevillano eligió uno de sus postres estrella, las yemas calbarro, que los invitados pudieron saborear con unos singulares vinos dulces; el Monastrell de Bodegas Olivares (Jumilla) y un Palo Cortado de Bodegas Tradición, un oloroso Vors con una crianza de 30 años que sin duda dejó un buen sabor de boca.