Reportaje Sevilla

Crúo cruza el río para hacerse fuerte en el centro

Por i. Aguilar,

A Crúo se le quedaba pequeño su local de Triana y acaba de empezar una nueva etapa al otro lado del río, donde tiene pensado expandirse. Reyes Católicos y Amor de Dios son sus dos nuevas ubicaciones, en las que ha reforzado su cocina y potencia el concepto inicial de espacio en el que picotear a cualquier hora del día.

Todas las claves de la expansión de Crúo

cruo

El vermut sigue teniendo relevancia en su carta, pero los nuevos Crúo abarcan una idea más global, en la que además de comer acompañados de buenos vinos se puede tapear con más o menos formalidad en cualquier momento, comenzando por el desayuno.

En el de Reyes Católicos han empezado a ofrecer productos de Manu Jara, como una deliciosa bollería francesa, mientras que en el de la Alameda el desayuno (que comenzarán a ofrecer en breve) vendrá acompañado de zumos de frutas naturales y propuestas creativas. Aceites de primera prensada y una buena selección de cafés completan la primera comida del día en este establecimiento.

Productos ecológicos

productos-frescos-huerto-mauri-feb-16

Para el momento del almuerzo o la cena, el público de Crúo encontrará una gran variedad de productos ecológicos, como lechugas, tomates y demás ingredientes de la huerta, siempre con un enfoque saludable. Salmón y bacalao son algunos de los pescados, además de su famoso ceviche de corvina, que continúa siendo la estrella de la carta. En cuanto a carnes, cuentan con productos de La Finca, toda una delicia para los muy carnívoros.

El objetivo es que sea una carta viva, que cambie cada dos o tres meses con nuevas propuestas, al igual que ocurrirá con la de vinos, en la que pueden encontrarse numerosas referencias para copear.

Jamón de tres D.O.

cruo

Los ibéricos tienen un papel protagonista en Crúo, donde cuentan con tres denominaciones de jamón (Extremadura, Salamanca y Huelva) y hasta diez quesos nacionales e internacionales, todos ellos premiados. Conservas, encurtidos y salazones completan esa carta pensada para un suculento aperitivo.

El cambio comenzó cuando localizaron un edificio de Reyes Católicos que encajó con lo que buscaban, puesto que si bien en la zona baja han desarrollado su concepto gastronómico, en las plantas superiores quieren habilitar apartamentos turísticos en un futuro próximo.

«Estando en plenos preparativos para hacer el cambio nos surgió la oportunidad de la Alameda y no quisimos dejarla pasar», explica Rafael Ruiz, uno de los promotores de esta firma gastronómica. Este empresario es un gran experto en la creación de proyectos hosteleros, como ya demostró con Café de Indias (de la que ya no participa) y con El Papelón, que se ha expandido a ciudades como Madrid o Alicante. Le acompaña en esta aventura Cayetano Gómez, uno de los fundadores de Pura Tasca (ya ha salido del negocio) y creador del concepto foodtruck en Sevilla con Lacayejera.

La decoración de ambos establecimientos responde a los últimos cánones de la hostelería de vanguardia, con gran presencia de ladrillo visto, madera, hierro y cobre, sin dejar atrás el colorido del estampado de las sillas o la abundancia de elementos vegetales.