Reportaje Sevilla

Cuando sales a comer, ¿buscas calidad o precio?

Por Rafa Sánchez,

¿Prima la calidad o el precio? Es la pregunta que se le ha hecho a los españoles en el estudio «La percepción de los españoles del sector de la hostelería», realizado por la Fundación Cruzcampo. Pues bien, según la encuesta, los españoles valoran más la calidad de la cocina y la profesionalidad del servicio hostelero que el precio a la hora de acudir a un bar o restaurante.

Entrevista a Jesús Barrio en la Fundación Cruzcampo

La razón principal por la que dejarían de acudir a un establecimiento es la baja calidad de los productos, tal como marca el 69,38% de los encuestados. Otra de las grandes preocupaciones de los consumidores es el trato recibido. En concreto, la mayor parte de los participantes apuesta por negocios en los que destaque la profesionalidad y empatía del equipo humano, la comodidad de las instalaciones, el servicio en mesa y la amabilidad en el trato. Aunque tampoco se queda atrás la higiene.

Camareros atentos y amables

España es el país con la mayor densidad de bares del mundo, y la relación de los mismos con sus clientes está en continua transformación.


 

camarera

Así las cosas, el estudio arroja luz sobre las cualidades imprescindibles que los ciudadanos piden a los camareros profesionales. Una buena atención (69,3%) y que sean agradables (63,5%) son las cualidades más valoradas. Un dato relevante referido a la formación de los camareros es que la mitad de los encuestados resalta la importancia de que el camarero tenga un buen conocimiento del producto que sirve. Además, otros aspectos importantes que se valoran en ellos son el conocimiento de su oficio (46%), la rapidez (41,7%) y la atención personalizada (24,4%).

¿Por qué dejan los españoles de ir a un bar?

«La percepción de los españoles del sector de la hostelería» ha consultado también sobre las razones por la que los clientes dejan de acudir a un bar o restaurante. Después de la baja calidad de los productos y la mala cocina, el mal servicio es la tercera razón por la que no volverían a cruzar la puerta de un establecimiento.

no-kitchen

Menos peso tienen en las exigencias de los comensales los precios caros. Y tú, ¿por qué dejarías de ir a un a un bar?