Un buen desayuno puede determinar el rumbo que tomará el día, puesto que es complicado empezar la jornada con el pie derecho si la tostada está dura, quemada, o el jamón es de la sección barata del supermercado. El que tiene un buen bar de desayuno tiene un tesoro, eso nadie lo discute, pero en este reportaje vamos más allá y proponemos una selección de establecimientos en los que desayunar es un auténtico placer.

Los hay para todos los gustos, desde los que ofrecen alta repostería hasta los de productos bio o viandas puramente locales. Maravilla Social Club, en la calle Maravillas, es uno de esos espacios que cuida especialmente la primera comida del día. Tienen varios tipos de leche y de pan, incluidos los sin gluten, y apuestan por detalles sevillanos como la mermelada que elaboran las monjitas de Santa Clara con productos de la huerta. Los desayunos en este espacio son de 9.00 a 12.00 de lunes a viernes.

desayuno-maravilla

Casa Orzáez, en la avenida de Cádiz, tiene pan hecho con masa madre, bizcochos y magdalenas ecológicos, un argumento de sobra para los amantes de la cultura bio que quieran tomar un desayuno natural y sabroso en un entorno lleno de luminosidad. Acompañarlo de algunos de sus quesos de producción propia será decisión del cliente, que también tiene a su disposición zumos naturales y otros productos caseros.

cruo

Entre las últimas incorporaciones sevillanas del buen desayuno es impensable dejarse atrás Crúo, que cerró su establecimiento de Triana y abrió en Reyes Católicos y la Alameda. En el de Reyes Católicos han empezado a ofrecer productos de Manu Jara, como una deliciosa bollería francesa, y tiene aceites de primera prensada y una buena selección de cafés.

Desayuno inglés

Los británicos saben muy bien cómo cargar las pilas con la primera comida del día y en Quilombo (Peris Mencheta) han tomado nota. Además de la clásica combinación de tostada y café sirven esos desayunos ingleses repletos de opciones, donde se puede pedir desde bacon o salmón hasta huevos revueltos o yogurt. Tartas caseras, pan de pueblo y zumos naturales completan esta variada oferta.

quilombo

En la Abacería de San Lorenzo, uno de los clásicos del casco antiguo, también sorprenden al público con un auténtico buffet en su primera planta para dar la bienvenida al nuevo día. Bollería, los dulces más tradicionales, el embutido de toda la vida y, como no, el toque continental de los huevos revueltos, el bacon, las salchichas…, los mejores panes y el cava muy frío. En la parte baja ofrecen desayunos tradicionales con mucha variedad de panes (de Burguillos, de Puerto Serrano, de Conil) y mientras el cliente espera la tostada le invitan a fruta o cereales. Eso sí, se van de vacaciones este sábado hasta el 10 de agosto, así que habrá que esperar para volver a disfrutar de sus ricas viandas.

Los golosos tienen el desayuno soñado en Dulce Trazo (Méndez Núñez, 7), donde encontrarán tartas de todo tipo y aptas para celíacos, intolerantes a la lactosa, diabéticos… Tienen leche de soja, avena, arroz y un sinfín de deliciosas propuestas dulces, además de hojaldres salados y smoothies naturales.

dulce-trazo

Ahora bien, quienes prefieran empezar el día con sabores dulces, no pueden renunciar a la alta repostería de Manu Jara en el Mercado de Triana, donde ofrecen pastelería y bollería francesa, propuestas donde la creatividad ocupa un lugar protagonista, como sugieren el roll de té verde o el pastel Valle del Jerte. Las chocoburguers son otras de sus especialidades.

Brunch

Los fines de semana comienzan con otro aire si se apuesta por los brunch de Perro Chiko, una opción diferente que permitirá picar a media mañana en su tranquila terraza de la Encarnación. Zumos naturales, smoothies, repostería casera (no hay que olvidar que tienen obrador propio), tortitas y una buena selección de panes son las propuestas de este espacio. Se sirven en horario de 10.00 a 14.00 los viernes, sábados y domingo.

perro-chiko

Muy cerca de allí, La Cacharrería ofrece desayunos singulares de la mano de sus smoothies, tartas caseras, tortitas y postres procedentes de su obrador. Su pan y su mermelada también son una opción interesante para quien prefiera una tostada, aunque pueden acompañarlo de zumos naturales, frutas o cereales. Una completa selección que dejará más que satisfecho a quien se acerque a este punto de la calle Regina. Además, si se ha hecho tarde para el desayuno se puede optar por un brunch con el que tomar fuerzas hasta la tarde.

cacharreria

La heladería Rosso, en la avenida de Miraflores, es otro de los clásicos del buen desayuno sevillano. Además de una suculenta selección de pasteles caseros, tienen hasta 15 clases distintas de panes (de centeno,multicereales, de pueblo, de la Algaba, molletes, sin gluten…), tortitas americanas, smoothies o tostadas francesas (una especie de pan frito). Desayunar en su terraza es un auténtico placer en las mañanas frescas del verano.

Desayuno americano

Los desayunos de Sur Bar Tapas, en Ramón Carande, merecen mención aparte. Sus propuestas americanas han cogido fama y son muchos los que se acercan a su amplia terraza para saborear sus huevos fritos con jamón o tortillas con jamón para arrancar la jornada. Su pan también deja huella en quien lo prueba, una viena rústica que acompaña bien a cualquier tipo de relleno. El café, aseguran, es otro de sus puntos fuertes.

Más Reportajes