Reportaje Sevilla

¿Qué hay detrás de la nueva imagen de Cruzcampo?

Por Rafa Sánchez,

Una imagen para conmemorar más de 113 años de historia. Cruzcampo estrenará nueva forma después de verano, una novedosa apariencia que ha sido escogida con la participación de casi 40.000 personas a través de la consulta popular Referéndum Cruzcampo.

Y para comprender qué entraña la nueva línea de la marca, hay que hacer un repaso por la historia. Precisamente con este objetivo, la empresa lanza 120 millones de botellas de edición limitada durante este verano en puntos de venta de alimentación y hostelería de toda España.

Una ocasión que Gurmé aprovecha para analizar la evolución de la cerveza soberana de la capital hispalense.

Edición 1910

etiquetas-cruzcampo-historia-1

El origen hay que buscarlo a principios del siglo XX, cuando dos de los hermanos Osborne deciden elaborar una cerveza ideada para el clima del sur. Esto es, que se pudiera disfrutar de todo su sabor a pesar de servirse muy fría.

Aferrados a esta idea, se instalan en la fábrica del barrio de Nervión , junto al Templete de la Cruz del Campo, un símbolo que da nombre a la cerveza que hoy conocemos como Cruzcampo y que ya aparecía en esta primera etiqueta, junto al nombre de la ciudad que vio nacer la marca: Sevilla.

Edición 1930

etiquetas-cruzcampo-historia-5

Llega Gambrinus al etiquetado, con su postura clásica, apoyado en el barril, su media melena y su vestimenta roja. El icono de la empresa, personaje de la mitología germana, aparece por primera vez en escena en 1926.

A principios de los años 30, la fábrica de Sevilla había duplicado su capacidad de producción y el precio de un tercio de cerveza era inferior a una peseta.

Edición 1940

etiquetas-cruzcampo-historia-6

Cruzcampo se expande a las principales capitales españolas, lo que tiene reflejo en la etiqueta de las botellas, en las que se puede leer «Sevilla – Madrid – Barcelona».

El proceso se moderniza y la fábrica debe adaptarse, por lo que Cruzcampo compra los terrenos vecinos a principios de los 50.

Edición 1950

etiquetas-cruzcampo-historia-3

En esta etiqueta, Cruzcampo se muestra orgullosa de su origen. A la imagen de Gambrinus se suma el templete, y se pone la guinda con el año de fundación: «Fundada en 1904».

El crecimiento de la marca la hace llegar al sur de Europa y Reino Unido. En 1976 llega al mercado la Cruzcampo SIN, y en 1986 nace Shandy Cruzcampo.

Edición 1990

etiquetas-cruzcampo-historia-2

Una botella que sigue en la memoria de muchos sevillanos. La etiqueta blanca y con rayas doradas estuvo presente en la Expo de Sevilla, o en el Mundial de Fútbol de USA’94, donde Cruzcampo ya aparece como cerveza oficial de la Selección Española.

Durante estos años, nace también la Fundación Cruzcampo, germen de la Escuela de Hostelería. Ésta cuenta a día de hoy con tres sedes, en Sevilla, Jaén y Valencia.

Edición 2010

etiquetas-cruzcampo-historia-4

La etiqueta actual, que se actualizará cuando termine el verano, ya tiene a un Gambrinus renovado, estilizado y que ya no se apoya en el barril pero sigue animando a brindar. Una imagen que da pie a repasar grandes hitos en la historia de Cruzcampo desde el año 2000, cuando pasa a formar parte de HEINEKEN España hasta 2017, cuando ponen en el mercado la Cruzcampo 0,0 y Cruzcampo sin Gluten.

Entre tanto, nada menos que la celebración del centenario, la llegada de Cruzcampo Light, Gran Reserva, Radler, Cruzial, no necesariamente en este orden. Y, por supuesto, la inauguración de la actual fábrica de Sevilla, un referente en la industria cervecera.