Reportaje Sevilla

Cachito más que tapas: «Me gusta la sencillez en la cocina y la complejidad en la mesa»

Por Isabel Aguilar,

Cachito más que tapas: «Me gusta la sencillez en la cocina y la complejidad en la mesa»

Pedro González, chef de Cachito más que tapas, apenas lleva un año al frente de este establecimiento y ha revolucionado su carta. Recetas de autor con las que sorprender al cliente son la clave su estilo.

Los orígenes de Cachito más que tapas

Sus padres le inculcaron desde pequeño el amor por la cocina y a sus 24 años ya es todo un experto. Después de estudiar en la Escuela de Hostelería de Constantina y trabajar en restaurantes como Granuja Bistró, llegó hace menos de un año a la cocina de Cachito más que tapas.

Pedro González Noguer ya ha imprimido su carácter a la carta de este establecimiento, que comenzó siendo una abacería y poco a poco está ampliando su repertorio gastronómico.

Eso sí, los ingredientes que él utiliza son los de toda la vida, puesto que a este joven chef le gusta ser innovador en la presentación de los platos más que en su elaboración. Ahora está inmerso en la nueva carta de temporada con la que espera volver a asombrar a su clientela.

Haciendo balance

—¿Qué balance hace del tiempo que lleva en Cachito?

—Se han hecho algunos cambios pero aún quedan otros por hacer. Sin dejar la línea que siempre ha trabajado Cachito, lo que quiero es que se note el cambio a otro tipo de cocina más de autor. Se trata de dar un toque diferente y que los clientes nos identifiquen por nuestro propio estilo de hacer las cosas.

—¿Y cuál es la firma de su cocina?

—Mi cocina se caracteriza por hacer platos de siempre con un toque diferente. Me gusta la sencillez en la cocina y la complejidad en la mesa.

—¿Tan importante es el sentido de la vista a la hora de comer?

—La apariencia es muy importante porque es lo primero que se lleva el comensal. Creo que es tan importante como el gusto, porque un plato que esté muy bueno pero esté presentado de mala forma no llama la atención. La clave es que a través de lo sencillo el cliente vea algo complejo que le entre por la vista.

Sencillo pero distinto

—¿Cómo sorprender con la sencillez?

—Dándole un toque distinto. Por ejemplo, tenemos un bacalao que se sirve sobre una base de tomate casero, luego el bacalao frito y encima un alioli gratinado de hierbabuena. También hacemos un chipirón a la plancha con la cabeza frita y alioli de su propia tinta. Es algo sencillo pero al ver una parte frita y otra a la plancha el cliente se sorprende mucho.

—¿Qué más cosas sorprendentes tienen en carta?

—Un pulpo a feira que en lugar de llevar el pimentón espolvoreado lo servimos como un aceite de pimentón y en breve quiero hacer unos daditos de gelatina hechos con pimentón. Los ingredientes son los mismos de siempre pero la presentación cambia. Hay también un tartar de atún con alioli de manzana ácida que está gustando mucho.

—¿De dónde toma las ideas para esta cocina tan creativa?

—Siempre busco consejos. Un buen capitán no va a ninguna parte sin su tripulación y yo siempre oigo las opiniones y las propuestas del equipo antes de ponerme a trabajar algo nuevo.

Las novedades de la carta

—¿Qué novedades traerá la nueva carta de temporada?

—Trabajaremos recetas asiáticas, como una tosta de caballa con jengibre y soja, o unos rollitos de pato. A mí me encanta el cuchareo e intentaré meter algún guiso, aunque con estos platos es más difícil sorprender porque son recetas clásicas. Otra cosa que habra es rissoto de pato y también de chicharrones.

—¿Cuáles son los platos inamovibles de la carta de Cachito?

—La melva con una picada de pimiento y tomate seco y los mejillones al vapor con soja y wasabi.

—¿Cómo son los postres de su carta?

—Es nuestra asignatura pendiente, la verdad, pero tenemos uno que ha funcionado muy bien desde el origen: una lata de conserva con leche condensada con nata y galleta.

—¿Le gusta el vino a sus clientes?

—Aún hay poca cultura de vino, aunque tenemos referencias interesantes, como algunos el ribera Pagos de Carraoveja y algunos de Granada y Extremadura, por ejemplo.

—¿Qué bares o restaurantes de Sevilla recomendaría a los lectores?

—Me gusta mucho Ovejas Negras. Tienen cosas que no esperas y mezclas atrevidas que siempre triunfan.

Cachito más que tapas
C/ Juan de Mata Carriazo, 2.
Teléfono: 954 41 15 12