Lista

¿Qué está pasando en la calle Zaragoza?

Por Fran Moreno,

¡Qué pena!, lo que se está perdiendo Fernando III en Plaza nueva mirando para el Ayuntamiento.

A sus espaldas se abre paso una calle señorial, de esas que todo el mundo conoce aunque vivan en otros fueros.

En ella, se han criado escritores como Juan Antonio Cavestany que llevó a término, con tan solo trece años, una de sus grandes obras al calor de la calle Zaragoza. Quizás por ello, por la esencia que dejó, de su casa ahora salgan maestros hosteleros.

Está la Casa de los Leones y su impresionante fachada del siglo XVIII. Por aquí pasan palios y misterios todos los días de la Semana Santa y cuando se mira al cielo, aunque tarde, siempre aparece la Giralda.

Ahora, por si fuera poco, es cuna de restauradores. Tiene la tradición ya instaurada y tiene otros con ganas de querer serla.

Del bistró al clasicismo, del tapeo al tenedor de plata, de un vino de Jerez a una cerveza helada y de una reunión de amigos a una comida de gala.

Estos son los indispensables de Zaragoza. Recórranla. Vívanla y sobre todo disfruten del sabor de esta calle.

Enrique Becerra

Si hay alguna persona con un gran éxito cosechado gracias a un incansable trabajo ese es Enrique Becerra.

Aunque estudió dos años de farmacia, hace ya casi cuarenta años que este maestro hostelero abriera su restaurante a las fronteras de la calle Zaragoza con Gamazo.

Fachada de Enrique Becerra| Foto: Fran Moreno

Fachada de Enrique Becerra | Foto: Fran Moreno

Están sin lugar a dudas, ante uno de los templos gastronómicos de la ciudad.

Siempre recibidos por él y una extensa plantilla de profesionales, ya son muchas las generaciones que han ido conformando la personalidad de este negocio.

No rehúyen de la innovación ni tampoco del tradicionalismo en su cocina. Aquí lo que importa, dejando a un lado todo lo demás, es dar de comer como nadie y en eso Enrique Becerra es el capataz.

En un ambiente sobrio y elegante, el local se divide en una extensa barra seguida de un comedor. Además, en la planta superior coexisten reservados independientes donde seguro se han firmado papeles muy importantes.

Uno de los salones de la planta superior| Foto: ABC

Uno de los salones de la planta superior | Foto: ABC

La clientela, suele ser sevillana aunque por aquí han pasado deportistas, actores como Harrison Ford o literatos como Vargas Llosa, García Márquez o Arturo Pérez Reverte.

Siempre de la mano de los mejores productos e ingredientes, la carta ofrece especialidades como las albóndigas de cordero y yerbabuena, flamenquines de espárragos verdes, rollitos de bacon y langostinos al oloroso, tostas como las de gulas con alioli, carrillada del puerco Alatriste y oloroso o las croquetas de algo tan maravilloso como la pringá.

Especialidad de la cocina de Enrique Becerra| Foto: ABC

Especialidad de la cocina de Enrique Becerra | Foto: ABC

Todo esto maridado con un vino de los que aconsejará Enrique, gran experto en materia vinícola.

Aunque parezca que Sevilla está siendo reconquistada por los gastrobares y las nuevas modas, siguen habiendo lugares de estos que ya casi no quedan donde prima más el comer como los Dioses que cualquier otra cosa.

Dirección: Calle Gamazo, 2, 41001 Sevilla

Teléfono: 954 213 049
Toda la información sobre Enrique Becerra

Bodeguita Cerrillo

Apellido con solera donde los haya en Sevilla. Es escuchar el nombre y ya te viene ese olor a adobo

Es bonito que, aunque esta familia ya no lleve la Bodeguita Cerrillo de Zaragoza, haya detrás una empresa llamada Best Hospitality Company que lleva diez años ofreciendo a los viandantes de esta calle una taberna típica con tapas caseras de mucha calidad.

Exteriores de la Bodeguita cerrillo| Foto: Fran Moreno

Exteriores de la Bodeguita cerrillo | Foto: Fran Moreno

Entre semana son muchas las personas de negocios que acuden a coger fuerzas con sus desayunos pero por su emplazamiento, sobre todo los fines de semana, el local puede hacer alusión al triángulo de las Bermudas, mucha gente ha entrado a tomar una cerveza y ya nunca más se les ha visto o han aparecido a horas extrañas en lugares dispersos.

Con capacidad para unas veinte personas, la mayoría suele colocarse en sus ventanales para disfrutar del ambiente de la ciudad y poder saludar alzando una Cruzcampo al amigo que llega tarde.

Barra interior de la Bodeguita Cerrillo| Foto: Fran Moreno

Barra interior de la Bodeguita Cerrillo | Foto: Fran Moreno

La carta, está divida en tapas y medias raciones, aunque lo habitual es compartir una gran ensaladilla de gambas o un plato de pollo al curry o de albóndigas, para luego acabar con una porción de tortilla de patatas de altos vuelos o la estrella de la casa que no es otro que el montadito cerrillo con lomo, jamón y queso azul.

Espinacas con garbanzos| Foto: Fran Moreno

Espinacas con garbanzos | Foto: Fran Moreno

En definitiva, la Bodeguita Cerrillo es de esos sitios en los que gracias a la cercanía de sus trabajadores y el enclave, pueden salir de su barra grandes nuevas amistades al calor de una cerveza helada.

Dirección: Calle Madrid, 8, 41001 Sevilla

Teléfono: 954 227 384

El Quinqué

“El amor es tan importante como la comida. Pero no alimenta”.

Con esta frase de García Márquez saluda el restaurante El Quinqué a sus comensales. Enclavado entre los números 48 y 50 de la calle Zaragoza y Perteneciente al grupo hostelero El Candil, esta casa palacio del siglo XIX congrega a profesionales en materia de fogones que ofrecen una cocina de base convencional con brotes de ingenio.

Fachada de El Quinqué| Foto: Fran Moreno

Fachada de El Quinqué| Foto: Fran Moreno

El edificio, de decoración victoriana, está dividido en varias plantas y en ellas una zona de barra con mesas altas y bajas donde poder disfrutar de un tapeo de galones y otra zona de comedor para comidas más distendidas.

La clientela, procede de todas las zonas de Sevilla y alrededores pero que tienen como nexo de unión la pasión por las carnes y pescados a la brasa, así como sus arroces y productos de primer nivel.

Comedor de El Quinqué| Foto: Fran Moreno

Comedor de El Quinqué | Foto: Fran Moreno

La carta es bastante amplia. Como entrantes, toman especial importancia los huevos rotos con gulas y langostinos, las alcachofas confitadas con gambón y langostinos, el atún a baja temperatura o unas patatas bravas sublimes.

De segundo y como no podía ser de otra manera, pueden encontrar topo tipo de carnes como un chuletón de Ávila, solomillo de buey y cordero, Todo elaborado en su majestuosa parrilla. También pescados, como el pargo, la corvina o el rodaballo.

Tapa en la zona de barra| Foto: El Quinqué

Tapa en la zona de barra | Foto: El Quinqué

 

Todo esto, acompañado de una extensa carta de vinos para que la experiencia sea la mejor posible.

Como se dice por estas tierras, si hay algo que no puede dejar de quincar por las postrimerías de Plaza Nueva es este restaurante que se está haciendo con un nombre en la difícil jet set culinaria de la ciudad.

Dirección: Calle Zaragoza, 48-50, 41001 Sevilla

Teléfono: 954 869 701

Taberna Alabardero

Llega el buque insignia de la calle Zaragoza. Llega uno de esos lugares que crea escuela y que, como digo en líneas anteriores, da cobijo a amantes del buen comer y abre las puertas a futuros grandes chef: La Taberna Alabardero.

Ubicada en el corazón de la vía, esta universidad de la gastronomía, acomodada en una casa palacio del siglo XIX, lleva ofreciendo a sus clientes de la mano del Grupo Lezama, una cocina actual con influencias innovadoras pero sin dejar atrás las raíces que la han hecho llegar al olimpo de los fogones.

Entrada a la Taberna Alabardero| Foto: Fran Moreno

Entrada a la Taberna Alabardero | Foto: Fran Moreno

La Taberna Alabardero lleva integrada, una agradable cafetería, abierta durante todo el día, en su patio interior, donde es posible disfrutar de un completo desayuno continental, tradicionales tapas andaluzas, un completo menú-bistró o una merienda. En la planta superior, queda ubicado el imperial restaurante de alta cocina que da nombre a la casa y un coqueto hotel boutique de tan solo siete habitaciones.

Salón interior de la Taberna Alabardero| Foto: Fran Moreno

Salón interior de la Taberna Alabardero | Foto: Fran Moreno

Todo esto como no, llevado como la seda por un equipo de profesionales con Edmundo Hernández a la cabeza que se encarga constantemente del buen funcionamiento de todas las áreas de este restaurante.

Antes de nombrar los manjares de la carta, si deciden cruzar sus puertas y subir sus escaleras, ofrecen un menú degustación por el 25 Aniversario de la casa. Otra opción es elegir cualquiera de los platos que Leo Núñez trabaja de manera sublime como los Ravioli de carabinero y setas de temporada, Foie gras de pato mi-cuit al café con gel de limón y pan de especias, Bacalao confitado con brandada de Espinacas y teja de miel o el Lomo de ciervo macerado en piña y enebro con crema de castaña y remolacha.

Una de las especialidades de la casa| Foto: Fran Moreno

Una de las especialidades de la casa | Foto: Fran Moreno

Como diría Friedrich Hegel, “nada grande se ha hecho en el mundo sin una pasión” y aquí en La taberna Alabardero, llevan ya muchos años transmitiendo ese amor por la cocina de bandera y eso es para sentirse orgulloso.

Dirección: Calle Zaragoza, 20, 41001 Sevilla

Teléfono: 954 502 721
Toda la información sobre Taberna Alabardero

La Cata Ciega

Se dice que uno no se puede fiar de alguien que no le guste el vino. Por eso mismo, en La Cata Ciega, uno puede confesar los pecados que quiera que de ahí no saldrán.

Con aires gaditanos y portuenses este local de la calle Zaragoza está consiguiendo ser una opción más que importante para los amantes del arte vinícola.

Fachada de La Cata Ciega| Foto: Fran Moreno

Fachada de La Cata Ciega | Foto: Fran Moreno

Álvaro Harillo, ha conseguido traer esa fragancia de los vinos de Jerez a pleno casco histórico de la capital hispalense. Además, ofrecen a sus parroquianos una carta corta pero intensa donde toma protagonismo el tapeo tradicional y casero con aderezos de innovación.

El establecimiento, de pequeñas dimensiones, sigue una estética muy cuidada donde la barra es la anfitriona y , en definitiva, cualquier rincón es bueno para tomar una copa de buen vino.

Interior del establecimiento| Foto: Fran Moreno

Interior del establecimiento | Foto: Fran Moreno

La Cata Ciega, congrega a los fieles y apasionados de los vinos, “Nuestra clientela viene buscando el vino y sobre todo el consejo” y es que, aunque el maridaje sea la piedra angular de este proyecto, no ofrecen carta de vinos porque, “queremos ser activos. Salirnos de la norma y hacer un poco cultura de este mundo” afirma Álvaro.

Este perfecto elixir, puede ir acompañado de una tapa de atún crudo con Wakame o marinado con salsa. Además, tienen una carne de calidad, ensaladilla, timbal de pulpo o guisos caseros como el de garbanzos con langostinos que quita del cuerpo lo que queda de frío en invierno.

El atún es especialidad de la casa| Foto: La Cata Ciega

El atún es especialidad de la casa | Foto: La Cata Ciega

Aunque lo dulce, lo tienen también en botella, se puede acabar la velada con una tabla de quesos acompañados con frutos secos o aceite de oliva.

No se sabe qué tienen estos lugares, será que un sorbo te recuerda a las playas de Cádiz, o que el olor de un corcho te traslada a bodegas jerezanas. Lo que está claro es que, lugares que transmitan esto, hay pocos.

Dirección: Calle Zaragoza, 15, 41001 Sevilla

Teléfono: 622 843 374
Toda la información sobre La Cata Ciega

La Azotea

Aunque novedoso, el restaurante La Azotea se ha convertido en un referente culinario en Sevilla.

Hace ya casi una década que Juan Gómez junto a su mujer Jeanine Merrill abrieran su primer local en la Calle Jesús del Gran Poder y parece que el Señor de Sevilla les ha dado fuerzas y ya suman cuatro en total en la capital hispalense.

Nueva entrada de La Azotea| Foto: Fran Moreno

Nueva entrada de La Azotea | Foto: Fran Moreno

En el número 5 de la calle Zaragoza se encuentra uno de sus puntales gastronómicos. Con un aire nuevo y renovado, el establecimiento propone a sus clientes una nueva forma de asimilar la cocina sevillana. Entre fogones, sus pilar en esto de las artes cisorias es el trato exquisito a un producto de primerísima calidad.

Aunque el establecimiento no es muy amplio, la nueva reestructuración, con una puerta automática que da profundidad, la eliminación de las mesas altas y un mobiliario de carácter rural, hace que el comensal se sienta como en casa en un ambiente marinero inigualable.

Detalles del nuevo interior| Foto: ABC

Detalles del nuevo interior | Foto: ABC

Y es que como en casa ya se siente este restaurante que ha sido muy bien acogido en el barrio y que es difícil no ver abarrotado cualquier día de la semana.

Basándose en una cocina de mercado y clásica, en su carta ofrecen manjares como la ensaladilla de ahumados, foie casero con confitura de frutas y panecillos tostados, saquitos brick con queso, puerros y langostinos, pulpo a feira con parmentier, pastel de ortiguillas y chutney de maracuyá con mayonesa de algas o una de sus sabrosas carnes como la carrillada ibérica al vino tinto con gratén de queso de cabra.

Alguna de las especialidades de la casa| Foto: ABC

Alguna de las especialidades de la casa| Foto: ABC

También ponen a disposición de sus fieles una extensa oferta fuera de carta que es lo que realmente caracteriza a cada uno de los locales de La Azotea.

Desde que el amor les sorprendiera en 2002, este matrimonio ha ido fraguando un porvenir en la hostelería que dará mucho que hablar en los próximos años.

Dirección: Calle Zaragoza, 5c, 41001 Sevilla

Teléfono: 622 843 374
Toda la información sobre La Azotea

Castizo

Cómo definir a este nuevo restaurante de la calle Zaragoza. Se podría decir que Castizo es una tradicional y moderna tasca de toda la vida.

Son unos apasionados de la corriente innovadora de gastrobares que inunda la ciudad pero también, de esa otra vertiente de toda la vida y que hace de Sevilla un templo de la gastronomía de siglos pasados.

Original fachada de Castizo| Foto: Fran Moreno

Original fachada de Castizo | Foto: Fran Moreno

Castizo abre sus puertas con la intención de recuperar lo de siempre, Una cocina castiza sevillana, en la que los guisos y frituras vuelvan a cobrar el protagonismo que merecen y en un establecimiento donde no falta ningún detalle costumbrista de esos que están ya en peligro de extinción en los bares.

Detrás de este proyecto se encuentra El Grupo Ovejas Negras, perteneciente a Genoveva Torres y Juan Manuel García, que ya cuenta con los establecimientos Mamarracha, La Chunga, Torres y García y Tata Pila, además de Ovejas Negras.

Entrada a Castizo| Foto: Castizo

Entrada a Castizo | Foto: Castizo

La carta, se compone de un picoteo frío como puede ser la ensaladilla de gambas, el aliño de langostinos y papas de Sanlúcar, salpicón de pulpo, anchoas en matrimonio o el queso en aceite con torta de Inés Rosales.

Después, pasamos a los montaditos como el de solomillo al whisky, pringá de puchero y hierbabuena o sobrasada con huevo de codorniz entre otros.

Especialidad de Castizo| Foto: Castizo

Especialidad de Castizo | Foto: Castizo

Para rematar la faena, el “cuchareo y paso atrás” de un pisto con huevo cuajado o unas habitas con berberechos. Seguido de unos huevos estrellados con patatas, jamón ibérico y pimientos del padrón, merluza en salsa verde o una presa con papas arrugás y mojo picón.

Como reza una de sus frases, “Porque Castizo se nace. Y se hace”. Y aunque llevan poco recorrido, este restaurante ya ha nacido con la esencia de esa Sevilla más arraigada en el tiempo que tanto gusta a la gente de aquí.

Dirección: Calle Zaragoza, 6, 41001 Sevilla