Reportaje Sevilla

La Brunilda: “Para destacar hay que diferenciarse y nosotros lo hemos conseguido”

Por Isabel Aguilar ,

La Brunilda: “Para destacar hay que diferenciarse y nosotros lo hemos conseguido”

El chef Diego Caminos, del restaurante La Brunilda./ Vanessa Gómeza

Cuando a Diego Caminos y a Esperanza Nievas se les ocurrió aventurarse en La Brunilda en 2012 eran ya dos veteranos en el universo gastronómico de la ciudad. Se conocieron trabajando en un restaurante de Nervión, él de cocinero y ella de enóloga, y poco después unieron sus caminos no solo en el terreno sentimental, sino que crearon una acertada propuesta de tapas de autor junto a un sofisticado maridaje de vinos.

Con sus habilidades han alcanzado un éxito que ni tan siquiera soñaron, aunque lejos de acomodarse en él y relajar su esfuerzo, están inmersos en un continuo proceso de renovación que atrae a nuevos comensales y fideliza a los de siempre. Este chef de origen argentino, que ha acumulado experiencia en los fogones de Fernando 27 o la Hacienda Benazuza, revela las claves de su carta y la combinación de sabores que plasma en ella.
—Como argentino, ¿qué le parece la gastronomía sevillana?
—Es muy interesante. En los últimos años ha habido un proceso de modernización que hacía falta y actualmente la oferta gastronómica que hay es muy buena.
—¿Y es exigente el público de aquí?
—Sí que lo es, más ahora, que tiene más interés por estar al tanto de las últimas tendencias y que ha desarrollado mucho el paladar.
—¿Imaginaba el éxito que tendría La Brunilda?
—Deseaba ese éxito y ha superado cualquier expectativa.
—¿A qué cree que se debe?
—Para destacar hay que diferenciarse y nosotros lo hemos conseguido, no solo con la comida, también con la atención al público. Ofrecemos una experiencia completa, algo que a la gente le gusta cada vez más. Nos preguntan por las tapas del día y se dejan asesorar en cuestión de vinos y de platos.
—¿Les gusta sorprender con la tapa del día?
—Intentamos jugar con ella y ofrecer algo distinto, empleando productos de temporada. Tenemos muchos comensales que vienen a comer a diario y siempren nos preguntan por lo que tenemos ese día.
—¿Qué ingredientes de otoño utilizan ahora?
—Nos gusta tener en esta época platos de cuchara, como las lentejas con foie. También tenemos estos días pulpo con morcilla, patatas y alioli, por ejemplo.
—Y de su carta fija, ¿qué destacaría?
—El risotto, la minihamburguesa, el solomillo de buey, el foie con peras al vino tinto o el tataki de atún. Tienen mucho éxito el chipirón con migas y la vieira con crema de coliflor y butifarra blanca.
—¿Hay diferencia entre lo que pide el público de diario del de fin de semana?
—El que viene entre semana busca tapas diferentes pero también agradece el cuchareo. Lo que más valora es la relación calidad-precio, ya que nuestras tapas son abundantes. El público de fin de semana, que suele ser un poco más joven, se decanta con frecuencia por las minihanburguesas, aunque tampoco hay tanta diferencia con el de diario. Lo que sí tenemos es mucho extranjero, que viene recomendado por los portales digitales de turismo. Más o menos el 60% de nuestros clientes es de fuera.
—¿Y qué es lo que más gusta a los extranjeros de su carta?
—Ellos alucinan con el tema de la tapa sin más y si encima les ofreces un producto superior y de más nivel se quedan encantados. Son los que más se dejan recomendar en cuestión de tapas y de vinos.
—¿Los sevillanos se dejan asesorar a la hora de elegir vino?
—Cada vez más. Están saliendo de la costumbre de pedir solo Riojas o Riberas y se atreven a probar cosas nuevas. Nosotros tenemos unos 30 vinos y unos diez de ellos los servimos en copas. Además tratamos de cambiarlos cada semana.
—¿Qué postres recomienda?
—Tenemos una torrija de pan brioche con almíbar de naranja que no tiene nada que ver con la torrija de aquí y gusta mucho; un bizcocho de chocolate con mouse de chocolate y helado de café, además de tartas. También tenemos tabla de quesos.
—¿Qué bar de tapas y qué restaurante sevillanos le gustan más?
—Como bar de tapas, La fábrica, y como restaurante, Tribeca.
La Brunilda
C/ Galera, 5.
De martes a sábado de 13:30 – 16:30 / 20:30 – 23:30; domingos de 13:30 – 16:30.
Teléfono: 954 220 481