Lista

¿Qué se cocina en Previsión?

Por Fran Moreno,

No se puede hablar de esta zona de Sevilla sin acordarse de Manuel Machado:

“Virgen de la Esperanza! ¡Macarena!…
Y una explosión de sol y de armonía,
y un fluir generoso de alegría…
¡Y un sentir que está el alma toda llena!”

Imposible expresar mejor el sentir de La Macarena y todas sus barriadas.

Delimitada por el Casco Antiguo de la ciudad y San Pablo, las hipótesis sobre su nombre son varias. Podría haber sido una infanta mora, un patricio con mucho dinero y tierras e incluso una de las hijas de Hércules. Nunca lo sabremos. Lo que nunca se podrá negar es que aquí late el corazón de la madre de todos los sevillanos, aquella que alumbra la “madrugá” y da esperanza a los más necesitados.

Aunque resguardado con las reminiscencias de la muralla almorávide, a este lugar no le hace falta defensa alguna. Es un barrio fuerte y que lucha, es genético, si no que se lo digan a Fernando III en la Reconquista.

Tiene el Arco, la Torre de los Perdigones, su antiguo Hospital de las Cinco Llagas y barriadas con un encanto sin parangón. Una de ellas es Pío XII que desde que empezara a edificarse allá por los años sesenta no ha parado de crecer hasta convertirse en una de las zonas con más solera de la capital hispalense.

En ella, se encuentra Previsión, una calle que saluda al sol alzando una Cruzcampo y ve venir la primavera entre caracoles y cabrillas. Tiene templos del buen comer y del tapeo originario, rebosa sevillanía, compadreo y contagia la alegría de un barrio que como diría Gregorio Marañón “ama y sufre” la vida como la “única forma de vivir con plenitud”.

Sonrían que llegó el día de una calle con sabor. Con todos ustedes, Previsión.

Taberna Albores

Se abren las puertas del cielo de la calle Previsión en la Taberna Albores.

Desde 1990, a diario, asoman los ciriales de la gastronomía sevillana y cofrade en este templo de Pío XII.

Imagínense por un momento besando la mano imponente del Señor de Sevilla, algo místico que también ocurre aquí. Juan José Morales, ha llevado la esencia religiosa a este rincón de La macarena.

Como comenta Juan José, Albores les trasladará “al principio, a la blancura de lo nuevo que nace” supongo que a esa esperanza y pasión que él mismo, como amante de la Semana Santa, ha querido llevar al tramo culinario.

Taberna Albores| Foto: Fran Moreno

Taberna Albores | Foto: Fran Moreno

Poco a poco, de costero a costero, siempre de frente y al son de campanilleros uno se planta en la barra de madera o en las mesas de guiño feriante. Una vez allí, les invadirá El Silencio, sus miradas recordarán a la del Cachorro y la creencia será tal que lo mismo en cualquier “revirá” escucharán el canto de las Hermanas de La Cruz y su gozo no tendrá fin.

Tapa de mojama| Foto: Fran Moreno

Tapa de mojama | Foto: Fran Moreno

A esta “igualá” entra todo aquel que quiera disfrutar de lo bueno que esta ciudad regala. Una carta que sin mucho, a uno le entran ganas de gritar ¡ahí queó! con sus montaitos de carne mechá, bacalao o pringá, chacinas de Badajoz, toque de bastón y “palante” con el jamón, la caña de lomo y el morcón, sin olvidar las conservas de melva y salmón ahumado.

Quedan cuarenta y cinco días para que, como dijo Carlos Herrera, los sevillanos lleguemos a la gloria, pero si la necesidad aprieta, la Taberna Albores hará que se cumpla su voluntad todos los días.

Dirección: Calle Palma del Río, 1.

Teléfono: 954 359 246

Toda la información sobre la Taberna Albores

Rincón de la Huerta

Hay algo en lo que tenía toda la razón el pensador chino Confucio y es que “la humildad es el sólido fundamento de todas las virtudes”.

Acariciando Llerena y Previsión, encontrarán el Rincón de la Huerta. Debe su nombre a la Huerta del Hierro, nombre con el que se conocía antiguamente esta zona de la ciudad.

Desde el siete de diciembre de 2012, un joven llamado Raúl Martínez empezó su andadura culinaria desde la humildad, poniendo cada gota de su esfuerzo en lo que empezó siendo una bodega de papelones y que, a día de hoy, se ha convertido en todo un referente de la cocina vanguardista en Pío XII.

Decoración vintage del interior| Foto: Fran Moreno

Decoración vintage del interior | Foto: Fran Moreno

Impresiona su terraza en albero con multitud de veladores donde oler el azahar en primavera y el interior, de estilo vintage, rompe con los moldes tradicionales de los otros locales de la zona.

La juventud es acérrima a estas nuevas propuestas gastronómicas por lo que el establecimiento suele estar concurrido de jóvenes guiados por las opiniones de las apps. También, se suele ver al vecino de toda la vida que, tras hacer su parada obligatoria en El Tremendo, pone su mirada en las viandas que aquí se preparan como el risotto de setas, tataki de atún rojo, pollo a la mostaza y miel, pulpo sobre espuma de parmentier, calamares fritos, wok de verduras o una brocheta de solomillo braseado en salsa de Teriyaki.

Originalidad en su carta| Foto: Rincón de la Huerta

Originalidad en su carta | Foto: Rincón de la Huerta

Todos estos manjares maridados a la perfección con una extensa carta de vinos y rematados con una tarta de calabaza o de zanahoria.

Raúl tuvo esa “paciencia atenta” para recoger de su huerta todos estos frutos que ahora disfrutan él y todos sus comensales.

Dirección: Llerena 1, Local 5.

Teléfono: 685 732 199

Toda la información sobre el Rincón de la Huerta

El Tremendo

Se dice que “la gratitud en silencio no sirve de nada”. Por ello, Sevilla y Pio XII llevan desde 1969 agradeciendo el quehacer gastronómica de El Tremendo.

La ardua labor que llevara en vida Don Joaquín Gómez Padilla se refleja en su legado, dejando en este clásico barrio una de los establecimientos con más solera de la capital hispalense.

En la actualidad y bajo la batuta de mando de Paco Garnes, El Tremendo vuelve a hacerse grande practicando su cocina de siempre, esa que lo ha encumbrado a lo más alto del tapeo sevillano.

Uno de los rinconcitos de Pío XII| Foto: Fran Moreno

Uno de los rinconcitos de Pío XII | Foto: Fran Moreno

Este paraíso terrenal enclavado en el número diez de la calle Previsión, mantiene la esencia de las reuniones de amigos, de ese “compadreo” que envidia el resto de España y que solo se produce en lugares como este, ya sea en sus veladores al aire libre o en su barra de otra época, la cual queda reflejada en el antiguo grifo de cobre de manilla de Cruzcampo, los ventiladores o el carácter de los buenos camareros, de esos que ya no quedan.

Estrellado de oca| Foto: El Tremendo

Estrellado de oca | Foto: El Tremendo

Desde tempranas horas se puede escuchar aquello de “ya estamos tó” porque la acera se da un baño de multitudes deseosas de su cervecita helada, de los majestuosos caracoles -en temporada- o de deliciosos manjares como el bacalao al estilo El Tremendo que va gratinado al horno con una mousse de mayonesa y flameado de brandy con verduras naturales, el estrellado de huevos de ocacarrillada al Jerez, “pescaito” frito de nuestras costas o unas gambas perla.

Gracias Don Joaquín, gracias Doña Carmen y mil gracias más a la familia Gómez Alamansa por dejar que el mundo disfrute, por lo menos un día más, de este tremendo rincón de La Macarena.

Dirección: Calle Previsión, 10.

Teléfono: 954 358 952

Toda la información sobre El Tremendo

Cervecería Pepe Cruz “Casa Pepito”

El poeta José Ángel Buesa dijo que “sólo es grande en la vida quien sabe ser pequeño”. Eso es lo que le ha ocurrido a José Cruz.

A edad temprana, con tan sólo catorce años, decidió aprender del maestro Joaquín Gómez Padilla todo lo que se esconde tras una barra, no para comprenderla sino para vivirla. Su periplo de sabiduría lo llevó al calor de los fogones del Restaurante La Isla de donde sacó recetas de ensueño y ,como a todos en la vida, le llegó el momento de alzar el vuelo culinario y deleitar a sus clientes con la Cervecería Pepe Cruz “Casa Pepito”.

Otro de los templos gastronómicos de Pío XII| Foto: Fran Moreno

Otro de los templos gastronómicos de Pío XII | Foto: Fran Moreno

Desde que abriera en septiembre de 2016, la acogida en Sevilla de este templo del tapeo sevillano ha sido inconmensurable, gracias, entre otras cosas, a la cercanía de su dueño y los productos de calidad con los que elaboran una cocina casera y muy tradicional.

El local, tiene veladores que apuran hasta el último rayo de luz que asoma por la calle Previsión. En su interior, sevillanía a raudales con carteles primaverales, nudos marineros, las miradas apasionadas de La Semana Santa y azulejos que recogen la esencia de Andalucía.

Difícil elección...|Foto: Fran Moreno

Difícil elección | Foto: Fran Moreno

Los parroquianos de Pío XII tienen que hacer hueco en la barra a algún famoso y a los forasteros sevillanos que vienen desde las profundidades de la capital hispalense. Ya asentados en sus mesas altas, la gloria está servida con una Cruzcampo fría y viandas tales como la ensaladilla de gambas, berenjenas con miel, bartolito de espinacas con queso, rosada a la plancha con gulas, carrillada al pimentón, caracoles y cabrillas –cuando el tiempo lo permita- y un gran marisco gallego.

Entre tanta creatividad y platitos que dejan con hambre, Pepe ya dijo a ABC Gurmé que siempre quedará “la alegría y el bullicio de un bar de barrio”.

Dirección: Calle Previsión, 8.

Teléfono: 955 181 744

Toda la información sobre la Cervecería Pepe Cruz “Casa Pepito”

Cervecería Casa Pepe

Otro de los clásicos de Pío XII es la Cervecería “Casa Pepe”.

Se fundó en el año 1972 cuando Don José Márquez Palomo se trasladó de su Manzanilla natal hasta este número diez de la calle Previsión.

Desde entonces, Casa Pepe no ha querido perder las buenas costumbres y defiende entre fogones una cocina tradicional y de elaboración casera.

Un batallón de veladores flanquea la entrada y, tras sus muros, los guardianes de la barra, con las armas de la amabilidad y el respeto, se cercioran de que todo está correcto en una estancia repleta de mesas bajas entre columnas de azulejos clásicos con pizarras que anuncian el festín entre tanto género de calidad a la vista.

Clásico interior de la Cervecería Casa Pepe| Foto: Fran Moreno

Clásico interior de la Cervecería Casa Pepe | Foto: Fran Moreno

Se asoman desde tempranas horas los parroquianos de toda la vida que, al igual que el serrín que recubre parte del solado, dotan a este lugar del aroma a bar de toda la vida.

Son pioneros en el arte del caracol y las cabrillas en temporada pero, mientras estos sacan los cuernos al sol, su carta agasaja al comensal con unas papas bravas, flamenquín cordobés, rabo de toro, rollitos de marisco o pescados de las costas onubenses. También, montaditos de gambas y alioli o de pringá casera y para rematar guarritos fritos para ponerse uno a retozar en la siesta.

Especialidades de la carta| Foto: Fran Moreno

Especialidades de la carta | Foto: Fran Moreno

Seguro que Juan Ramón Jiménez disfrutaba de la vida y su “primavera universal” en sitios como este.

Dirección: Calle Previsión, 10.

Teléfono: 645 058 718

Toda la información sobre la Cervecería Casa Pepe

Taberna Almancebe

Como dijo la escritora Maya Angelou “me sostengo con el amor de una familia”.

Es lo que deberían hacer todas las personas, resguardarse y fortalecerse alrededor de sus seres queridos, sólo así saldrán cosas tan bien hechas como las tapas de la Taberna Almancebe.

Ya han pasado siete años desde que Francisco Javier Asencio se fijara en este número diez de la calle Previsión. Desde entonces, apoyándose en los suyos ha conseguido hacerse un hueco en el panorama gastronómico de Pío XII.

Taberna Almancebe| Foto: Fran Moreno

Taberna Almancebe | Foto: Fran Moreno

En la actualidad, es su hijo Jesús el que lleva las riendas del negocio puesto que su progenitor está inmerso en la apertura de una nueva tienda Gourmet en José Gestoso.

La Macarena, será por su Virgen, está repleto de luz por todos los rincones, la cual se refleja en sus veladores e ilumina, a través de los grandes ventanales, el interior del local decorado de forma sencilla, en tonalidades verde pistacho y con una pequeña barra que da al exterior.

Ensaladilla de pulpo a la gallega| Foto: Fran Moreno

Ensaladilla de pulpo a la gallega | Foto: Fran Moreno

Los fines de semana esto suele ser un hervidero de clientes venidos de todas las zonas de la capital hispalense, ansiosos por degustar lo que sale de las manos de María Guerra –señora de la casa- como el timbal de berenjena, bacalao gratinado, albóndigas en salsa de queso payoyo, láminas de bacalao con aguacate y vinagre balsámico o tosta de foie con jamón y manzana.

Tras el festín y para poner a punto el organismo, licor de Higuera de la Sierra para todos los gustos con sabores a oruja, castaña o fresa.

Qué razón tenía San Juan Pablo II cuando afirmó que “como va la familia…” es como irá todo lo demás en la vida.

Dirección: Calle Previsión, 10 local 2.

Teléfono: 606 033 577

Toda la información sobre la Taberna Almancebe