Reportaje Sevilla

L’inspiration Bistro: «Basamos nuestra cocina en lo mismo de siempre, pero con un toque distinto»

Por Natalia Ortiz,

L’inspiration Bistro: «Basamos nuestra cocina en lo mismo de siempre, pero con un toque distinto»

Imagen de los dueños de L´Inspiration Bistro / Rocío Ruza

Con apenas unos meses de andadura, L’inspiration Bistro va camino de convertirse en una referencia de la gastronomía sevillana. Su ubicación, un coqueto local en el barrio del Porvenir, es acorde con el concepto que sus propietarios quieren imprimirle a sus platos. Sergio Guallanone es el chef y Borja Arza el encargado del restaurante.

—¿Cómo nació la idea de L’inspiration Bistro?

— Surgió de L’inspiration Gastrocatering, una empresa de catering que tenemos entre cuatro socios. El mundo de la hostelería es lo que nos ha gustado siempre, desde bares de copas a cervecerías. Así que decidimos montar algo relacionado con la cocina. Estudiamos varios negocios, como La taberna del alabardero, y nos pusimos manos a la obra. Llevábamos mucho tiempo buscando un sitio, no queríamos precipitarnos.

—¿Por qué se decidieron por el local del Porvenir?

— Buscábamos un lugar acogedor y pequeño, donde la gente se sintiese a gusto, y creemos que aquí lo hemos conseguido. Incluso algunas cosas, como la bodeguita, que está formada por palés, la ideamos y montamos nosotros mismos.

—¿Cómo es su cocina?

— Es una cocina muy elaborada, con comida contemporánea, pero con mucho trabajo detrás. Son productos muy frescos y todo lo hacemos nosotros. Intentamos que la elaboración sea especial, diferente. Queremos que la gente salga satisfecha y con la impresión de haber comido algo distinto a lo habitual.

—¿Y lo han conseguido?¿A los clientes les gusta el nuevo concepto de cocina de L’inspiration?

— Sí, nos sentimos muy contentos. Estamos empezando, llevamos solo siete meses, pero a la gente le encanta.

—¿Qué tipo de público visita el restaurante?

— Al principio era gente del barrio, pero ahora está empezando a venir gente de fuera. Por norma general, nuestro público tiene entre 28 y 60 años. Personas de mediana edad que buscan cocina innovadora.

—¿Alguna recomendación de los platos de su carta?

— Para empezar, recomendamos la ensaladilla de langostinos tigre, que a los clientes le está gustando mucho. Otro plato frío que tiene bastante éxito es el burrito de parmesano con pollo y verduritas salteadas. Lo hacemos sustituyendo la torta de maíz habitual por una torta de parmesano a la plancha. Este plato es un ejemplo claro del concepto de nuestra cocina, está basada en lo mismo de siempre, pero con un toquecito que la hace distinta. También recomendamos gyozas de marisco, que las hacemos nosotros. Van rellenas de setas, gambas, cebolla morada y zanahoria, con una salsa oriental y soja. Y, por supuesto, los raviolis de cola de toro con cremoso de coliflor y el pulpo a la plancha. Ambos platos se piden mucho. También tenemos carnes, como el lomo de buey con parmentier de tubérculos o el solomillo de retinta con salsa de vino tinto y patatas confitadas. Y, de pescados, también está muy buena la corvina salvaje a baja temperatura con salsa de langostinos y tartar de pimientos asados.

—¿Y los vinos para acompañar estos platos?

— Tenemos una gran variedad de vinos. Intentamos que no fuesen muy conocidos, pero sí muy buenos y a buen precio. Por ejemplo, tenemos uno del Bierzo, “Pájaro Rojo”, que es un caldo de calidad. También un Ribera del Duero, “Milú”, o un albariño, que se pide muchísimo y que a la gente le gusta, que se llama “La liebre y la tortuga”. Son diferentes, que era lo que queríamos.

—Por último, el postre para rematar la comida.

— Tenemos un postre estrella indiscutible. El año pasado montamos un restaurante en Puerto Sherry que compartía algunas cosas de la carta con la que es ahora la de L’inspiration. La gente se volvía loca por la cremade leche con galletas con helado de vainilla. Desde que abrimos este local también lo pide casi todo el mundo. Después tenemos un coulant de chocolate caliente que está muy bueno y que también gusta mucho a los amantes del chocolate y un refrescante sorbete de mojito.

—¿Cómo se presenta el futuro de L’inspiration?

— Por ahora no tenemos otros planes que centrarnos en este restaurante. Ahora tenemos una terraza muy agradable para las noches de julio. En agosto cerramos, y volvemos en septiembre. Aunque ya nos han ofrecido algún proyecto, queremos crecer y expandirnos poco a poco, sin renunciar a nuestro concepto. No queremos cincuenta mesas y veinte camareros, eso es incompatible con nuestra cocina.

 

L’inspiration Bistro
C/ Valparaíso, 13.
637986076
Abierto en julio y cerrado en agosto