Reportaje Sevilla

Plato Plató: «En Sevilla no puedes prescindir de la ensaladilla y las croquetas»

Por Isabel Aguilar,

Ya han cumplido un año abiertos y han soplado las velas con la satisfacción que da el trabajo bien hecho. Su sueño es hoy una realidad que se llama Plato Plató, un bar de tapas ubicado entre Felipe II y Progreso en el que las viandas se sirven bajo potentes focos de grabación y cierto aire de estudio televisivo.

Una idea joven puesta en marcha por gente joven que cree en lo que hace y lo vive intensamente, algo que se palpa en cada detalle de este simpático establecimiento. Una invitación a soñar con cartas y vinos diferentes que hunden sus raíces en la tradición de esta tierra.

Ahondando en los orígenes de Plato Plató

—¿Cuál es el origen de este plató gastronómico?
—Yo antes era jefe de cocina en un restaurante de Sevilla (explica Manuel Nieto) y empecé a grabar vídeos culinarios con un amigo que funcionaron muy bien en YouTube. De ahí surgió la idea entre un grupo de seis amigos que decidimos montar un negocio para tener nuestro propio escenario donde montar vídeos y crear de paso un restaurante, porque teníamos muchísimas ganas de hacerlo. Se llama Plato plató porque queríamos grabar vídeos, pero empezó a funcionar y nos ha ido tan bien que hasta ahora no hemos tenido tiempo de hacerlos, pero la intención continúa y los haremos sí o sí.

—¿Su clientela es tan joven como el aspecto del bar y su personal?
—Aproximadamente viene un 60% de comensales en edad madura y un 40% de jóvenes. Estamos muy sorprendidos con esta zona, porque llenamos sin dificultad cualquier día entre semana. Algunas noches tenemos música en directo y eso también atrae a grupos de amigos, aunque los domingos acude mucho público familiar que ha pasado el día en el parque María Luisa. Tenemos todo tipo de clientes y estamos encantados.

Así es su carta

tapa de plato plató
—¿Cómo definirían su carta?
—Intentamos ser originales pero sin olvidar que estamos en Sevilla, donde es complicado salirse de lo normal. Aquí siempre hay que tener croquetas, ensaladilla y algún que otro guiso, y a partir de ahí puedes innovar. Tenemos también cocina fusión con recetas orientales y da muy buen resultado. Nuestro Nigiri de buey con foie encanta hasta a la gente que nunca ha ido a comer a un japonés, al igual que el tartar de gamba, que lo piden personas que nunca imaginaron comer una gamba cruda. Ofrecemos además mucha variedad fuera de carta que anunciamos en Facebook y tenemos los martes temáticos, que suelen tener mucha acogida.

—¿Cuáles de sus tapas tienen más éxito?
—La ensaladilla, las croquetas de setas y gorgonzola, el chipirón o el rissoto. Intentamos ofrecer recetas tradicionales con un toque distinto, ya que aburre comer siempre lo mismo y se agradece un toque diferente. Otra tapa que encanta son las alitas de pollo deshuesadas con mayonesa de ajo tostado y puré de patatas. A la hora de hacer la carta intentamos captar a todos los públicos y aportamos nuestras dos tendencias: la arriesgada y la tradicional. Traemos mucho producto fresco de Huelva porque es de gran calidad.

tapas de plato plató

—Estrenarán carta en breve, ¿cuáles serán algunas de las novedades?
—El paté de perdiz, que es una receta familiar y no dejará a nadie indiferente (dice Manuel Labella).

—¿Cómo son sus postres y vinos?
—Entre los postres tiene mucho éxito la no tarta de dulce de leche, presentada en un vasito. De nuestros vinos podemos decir que el 60% aproximadamente son de autor, y que nos gustan especialmente los caldos andaluces. Tenemos algunos de nombres sugerentes como Predicador, Venta las vacas o Sospechoso, que son muy interesantes de sabor. La mayoría de ellos se puede copear.

—¿Qué otros bares y restaurantes de Sevilla recomendarían a sus comensales?
La Azotea y La Brunilda nos gustan mucho.

Plato Plató
C/ Felipe II, esquina Progreso
955 384 450 / 671 852 328