Reportaje Sevilla

Begoña Barquín, de Victoria 8: «En mi mesa nunca falta una sonrisa de bienvenida»

Por Gurmé,

Begoña Barquín, de Victoria 8: «En mi mesa nunca falta una sonrisa de bienvenida»

Al hacer la compra, siempre olvida…

Siempre me olvido de algo y luego mi marido me regaña…

Puestos a maridar, ¿con qué no se casa usted?

Con las malas formas o la mala educación. Ocurre pocas veces pero cuando pasa una no sabe cómo actuar.

En su mesa nunca falta…

Una sonrisa de bienvenida.

¿Asar, freír o cocer?

Depende del día y del tiempo. Ahora apetece más asar un buen cochinillo, un cabrito o unas manitas de cerdo deshuesadas como las que hemos incluido hace poco.

De todas las especias de la cocina, ¿cuál se llevaría a una isla desierta?

El tomillo o el comino, por si consiguiera pescar algo darle un poco de sabor.

Su bocadillo favorito es de…

De chorizo. Me encanta y me recuerda a los que me ponía mi madre al volver del cole. Aún hay tardes en las que llego a casa sin haber almorzado y me tomo uno con un vaso de leche.

A usted, ¿de qué le dan la lata?

Los señores mayores con el melón, siempre me piden que sea bueno y que lo quieren probar antes…También me dan la lata las señoras que me piden que no les ponga tanto vino a sus maridos porque les tienen que durar mucho tiempo para que no les quede solo media pensión (risas).

Si se derrama vino en la mesa, ¿qué hace?

Si es un poco no pasa nada y se cubre con un pañito y si es mucho se cambia el mantel. Si se mancha el comensal, le damos una camisa y le lavamos la suya sobre la marcha para que se la lleve limpia y si se tiene que ir antes se la enviamos a su casa.

SEVILLA. 6.10.16. Entrevista a Begoña Barquín, del restaurante Victoria 8  . FOTO: J.M.SERRANO. archsev

Foto: J. M. Serrano

Improvise una cena en un periquete…

Queso brie con uvas.

Su bar de siempre, al que siempre vuelve…

Solemos ir mucho a la Abacería de San Lorenzo de Ramón y en Triana, al Blanca Paloma a ver a Manolito. También a La Resolana, en Salteras, de los hermanos Reyes.

Un amigo en esta profesión…

Manolo Bejarano, del Blanca Paloma y los hermanos “Golondrina”, Carlos, Pepe y Paco Arcas.

Una tapa clásica que le da pena que esté desapareciendo.

La sangre encebollada.

Una tapa moderna que no debería existir.

Si están será por algo. A mí como me gusta todo…

El final más dulce que recuerda…

Cuando echo la persiana y me voy a casa a ver a mis niñas.

¿Quién es?

SEVILLA. 6.10.16. Entrevista a Begoña Barquín, del restaurante Victoria 8  . FOTO: J.M.SERRANO. archsev

Foto: J. M. Serrano

El barrio que la vio nacer, Triana, fue el que supo encaminar su vida profesional, tan alejada de los estudios de Empresariales que cursó en la Universidad. Begoña Barquín se crió en el barrio de San Lorenzo y cada día cruzaba el puente para estudiar en los maristas. En esta orilla del río encontró su primer trabajo en el mundo de la hostelería en un bar de Rodrigo de Triana en el que hacía un poco de todo, como ahora hace en el establecimiento que montó con su marido, José Juan de la Chica, hace 8 años. En Victoria 8 compagina su trabajo en la sala del restaurante con la gestión de las reservas, la compra de los productos y la supervisión de cada detalle, y se ha ganado un hueco en el corazón de sus clientes con esa sonrisa franca y sincera con la que atiende a cada uno de sus comensales. Hace un año estrenó maternidad por partida doble y sus mellizas, Alegría y Begoña, han llenado de una nueva ilusión cada cosa que hace.