Reportaje Sevilla

Vinotecas con cursos en Sevilla: para aprenderlo todo sobre el vino

Por Iván Guillén Cano,

«Es imposible no reír cuando hay vino de por medio», afirma un catador inexperto. Ezequiel Gaviño se lanzó por primera vez al mundo de las catas para probar «qué era eso de que te explicaran algo que te estabas bebiendo», y la experiencia tras su debut como catador ha sido excelente. «Pienso repetir», nos asegura.

Primero olemos, luego vemos y finalmente degustamos el vino. Cierra los ojos y déjate llevar por los olores cítricos, por las frutas rojas, por la manzana… Abre de nuevo los ojos, y descubre a través de la copa y por el color su edad, la crianza. Y por último, bebamos y comprobemos su sabor, acidez, dulzura, salinidad y su textura, y dejémonos llevar por las sensaciones que produce.

Eso es tan solo el principio. Porque los profesionales, que son los sumillers, son los que se encargan de dirigirnos, de formarnos y de envolver de palabras todo aquello que se siente y se vive durante la cata, mientras reímos, charlamos y debatimos. ¿Preparados para conocer las principales vinotecas de Sevilla que imparten catas con las que sentir todo lo descrito anteriormente?

Vinotecas, catas y vino: cómo hacer de la afición una pasión

Montserrat Molina barbadillo

Montserrat Molina, enóloga y director técnico de Bodegas Barbadillo

Hay un dato que es objetivo: el consumo de vino en España ha disminuido en los últimos años, pasando de consumir 31 litros per cápita al año en 2003, a consumir 19,8 en 2013. El último dato de 2016 es en 21,3 litros. «En términos generales se podría decir que se bebe menos vino, sí, pero de mayor calidad», afirma Montserrat Molina, enóloga y director técnico de Bodegas Barbadillo.

«Creo que se ha producido un cambio cultural en el consumo. Antes se bebía vino comiendo todos los días en casa y ahora se toma vino en las comidas del fin de semana, en ocasiones especiales, o cuando salimos a cenar. No está integrado en el día a día», asegura Molina. Probablemente se deba al cambio de estilo de vida: «La mayor parte de la gente que trabaja en las ciudades, come en poco tiempo, al mediodía y vuelve a trabajar. Tomar vino se ha convertido en una excepción», establece la enóloga.

Rafa bellido

Rafa Bellido, presidente de la Asociación de Sumillers de Sevilla y presidente de la Federación de Sumillers de Andalucía

Rafa Bellido está en ese mismo punto. El presidente de la Asociación de Sumillers de Sevilla y presidente de la Federación de Sumillers de Andalucía añade que el ligero descenso de vino en la actualidad se debe, además del consumo responsable, a la amplia oferta de bebidas que hay hoy.

Sin embargo, el vino es un producto de nuestra cultura. Ahora, con las catas, es posible redescubrirlo, conocer más de él, todo ello a través de una actividad lúdica que nos ayuda a conocer lo que estamos bebiendo. «A partir de ahí, seguramente se nos abra un nuevo campo al entenderlo mucho más», asevera Bellido.

La evolución en un catador suele ser, por lo general, la misma: «Normalmente se empieza por un tinto, quizás una marca comercial, un Rioja o un Ribera. De ahí se pasará a algún blanco o incluso algún albariño. Y a partir de aquí evolucionamos a un espumoso hasta llegar a un oloroso, un vino de jerez», indica el sumiller.

Eso sí, tiene muy claro que debemos ser precavidos con quien imparta la cata o el curso, pues cualquiera no puede hacerlo: «Cuidado con las personas que se elige para dar una cata porque por lo general hay mucho intrusismo. Lo ideal es ir de la mano que entienda, que te haga sentir, que transmita y que sobre todo te haga disfrutar del vino. Por ello es clave que el sumiller sea un profesional».

En definitiva, Rafael Bellido recomienda al catador inexperto que cate, que pruebe si quiere profesionalizarse: «Además de estudiar mucho para dominar este tema, la clave está en probar vinos de todas las partes del mundo, todo tipo de uvas. No vale con ceñirse a uno, hay que abrir la mente y catar». Eso sí, insiste en que este es un oficio que te debe apasionar.

Llegados a este punto, y teniendo claro que queremos conocer más del mundo vinícola a través de las catas, son muchas las vinotecas que abren de par en par sus puertas para mostrar todas y cada una de las sensaciones que el vino nos puede hacer sentir. Aquí está nuestra particular propuesta.

Lama la uva

lamalauva-4

«No es solo una tienda de vinos», asegura con firmeza Ana Linares, la creadora del proyecto Lama la uva. Esta gaditana trasmite, a través de sus palabras, una gran pasión por la cultura, el saber y el sabor de los vinos. Y través de esa filosofía ha dado a luz a su primera vinoteca que también es un centro experiencial, en el que la gente se encuentra como en casa.

Ana Linares, directora de Lama La Uva

Ana Linares, directora de Lama La Uva

«Se pueden sentar a leer un libro, pueden charlar, escuchar música, se pueden informar ─y formar─ en aquello que no conozcan. Es, en definitiva, un punto de reunión de personas con inquietudes», asegura Linares, con esa misma inquietud que le llevó a embarcarse en este nuevo proyecto.

Las puertas de este lugar abrieron recientemente, el pasado 18 de noviembre, tras varios años fraguándose como un sueño. Y en tan poco tiempo ya se ha convertido en toda una «referencia experiencial con el vino» en la capital hispalense.

Eligió con gran acierto la ubicación, en la calle Regina, justo detrás de Las Setas. Un lugar diáfano y pequeño, pero muy bien aprovechado. Dispone de dos alturas ─la planta baja y «La Parra», en la parte alta─ con un total de 50 metros cuadrados, donde la madera y su particular color aguamarina le otorgan armonía y un carácter muy personal.

lama la uva

La oferta de Lama La Uva se resume en una selección de vinos poco conocidos, nada comerciales. Muchas de esas referencias son andaluzas, por las que apuesta la gerente sin temblarle el pulso: «Intentamos traer vinos de bodegas familiares y proyectos pequeños que nos gusten especialmente».

Además de vinos, la oferta se completa con otros «manjares» con los que cumplimentar la compra. Quesos, chacinas, conservas y AOVE de una calidad excepcional. Pero apostilla la gerente que «todo ello en pequeña cantidad, ya que nuestro producto principal es el vino».

lama la uva vino catas vinoteca

También destacan, como no, las catas, que llevan haciéndose poco tiempo: «Hace aproximadamente un mes pusimos en funcionamiento ‘La Parra’ ─en la planta superior de la tienda─ que es el mágico espacio experiencial de Lama La Uva. Aquí se organizan las catas, pero también actividades culturales y otras experiencias relacionadas con el mundo del vino». Está claro que no desean que Lama La Uva sea solamente una tienda de vinos: «Queremos que sea algo más, un lugar donde las personas sean capaces de disfrutar descubriendo cosas nuevas y descubrir cosas nuevas que les hagan disfrutar», asegura Ana.

Por ello, cada semana, generalmente los jueves, hay una cata, que va cambiando y puede tratar sobre la presentación de una determinada bodega, comparación de vinos monovarietales hechos con la misma variedad de uva pero de diferentes D.O., vinos de una determinada región o bien las «Catas Locas», que son catas en las que se añade algún elemento lúdico.

lama la uva vinoteca vino

Hasta aquí han llegado, en este corto tiempo, personas de todas las edades, nacionalidades o diferentes niveles de estudios. El perfil de público es amplísimo: «Esto es lo que más nos gusta, el poder ofrecer este momento de disfrute sin importar el perfil de persona que asista y que todas salgan igualmente encantadas», narra la gerente.

Son catas para cualquier nivel de conocimiento, aunque las catas abiertas que se organizan cada semana son siempre de nivel básico, de cara a que cualquier persona pueda asistir entendiéndola, disfrutándola y aprendiendo. Para grupos con mayor nivel, comenta Ana, se conciertan catas personalizadas.

lama la uva vinoteca vino

El próximo mes de abril, por ejemplo, es muy particular en Sevilla y en Lama La Uva van a intentar adaptarse a sus particularidades «para ofrecer un mes lleno de catas divertidas y muy apropiadas para la ocasión», detalla la gerente.

Catas de vinos blancos el 5 de abril, cata el Jueves Santo por la mañana, o la «Cata Loca» del 20 de abril, en la que habrá que descubrir si alguno de los vinos que se sirven vienen en tetra brick son algunos ejemplos de las próximas citas. En cualquier caso, «todas son asequibles para todos, para cualquier nivel de conocimiento».

  • Dirección: C/ Regina, 1.
  • Teléfono: 601 49 41 38

Delatierra Nirio

delatierra nirio vino vinoteca

La segunda parada la hacemos en Nirio, la tienda especialista de Delatierra. No es la única que tienen, pues también cuentan con el establecimiento de Mairena del Aljarafe, donde está el almacén de este establecimiento experto en vinos. Llegamos hasta el centro de la ciudad, en plena calle García de Vinuesa y allí nos recibe Rocío Rubio, que es la técnico comercial.

Ella es quien nos cuenta que Delatierra nace hace más de 20 años de la mano de Francisco José Fernández Bengoa, más conocido como Patxi. Es riojano de nacimiento pero está afincado en Sevilla. El motivo de su relación con el vino es familiar, lógico al haber nacido allí, pero también es un sector que le apasiona.

delatierra nirio vino vinoteca

De ese amor por el vino surge este «pequeño gran proyecto», como nos narra Rocío Rubio: «Patxi introduce vinos de pequeñas producciones, con elaboración artesanal y de gran calidad, en una Sevilla que por entonces estaba falta de una cultura vitivinícola y sumergida en una cultura cervecera», reconoce la comercial.

Una situación que se ha rectificado con el tiempo y que hace que esta empresa siga teniendo una posición privilegiada en un sector con tanta competencia como éste. «En la actualidad seguimos tanto en nuestras tiendas, como en nuestra distribución de vinos a la restauración, con la misma política de bodegas de pequeña producción y de calidad», cuenta Rocío.

Pero no todo queda ahí. También son especialistas en la venta a través de la formación y el conocimiento. «Empezamos ofreciendo de forma gratuita la formación del personal de sala en restauración por el simple hecho de ayudarnos a dar a conocer nuestras bodegas a través de sus cartas de vino. Esta formación, que hoy día seguimos desarrollando, la hemos trasladado por demanda al cliente particular de nuestras tiendas a través de catas y cursos formativos», asegura.

delatierra nirio vino vinoteca

En este sentido, desde la apertura de la tienda en 2013, se han realizado cientos de catas y cursos. Afirma la comercial que lo imparten a un público de lo más variopinto: «Tenemos personas jubiladas que quieren aprender, gente muy joven que quiere formarse y también clientes que, aunque tienen su trabajo, desean conocer más para poder elegir cuando piden en un establecimiento. Es clase media-alta en su mayoría aunque en edad no hay un patrón», asevera Rocío.

Con respecto a los precios, en su caso hay «para todos los gustos», es decir, están al alcance de cualquiera: «Hay catas desde 10 euros por persona hasta 50 euros por persona. Dependerá de los vinos que el cliente vaya a catar». En su caso, insiste la comercial, «intentamos llegar a todo el mundo», debido a que entienden la venta desde el conocimiento. Intentan hacer, por tanto, «catas a medida».

delatierra nirio vino vinoteca

Es más, para asistir a cualquiera de sus catas no es necesario tener conocimientos previos: «Tenemos un máximo de ocho personas por sesión, con lo que casi se imparte de forma individual. Nos adaptamos según el conocimiento e intentamos que el grupo sea lo más homogéneo posible». Disponen de catas y cursos para el 22 de marzo, y también en los meses de abril y mayo. Lo mejor es llamar a la tienda y preguntar disponibilidad.

  • Dirección: C/ García de Vinuesa, 25.
  • Teléfono: 954 21 24 34

Enoteca Andana

enoteca andana vinos vinoteca

De las vinotecas seleccionadas en este listado es la única que trabaja a nivel online exclusivamente. Llega en 2003 de la mano de dos emprendedoras: la enóloga Paloma Tella y Menchu Fernández-Bravo, esta última vinculada a través de su familia con el mundo del vino.

No cuentan ya con la tienda física que tuvieron que clausurar en el año 2013: «Nos vimos obligadas a cerrar la tienda de cara al público y seguir nuestras actividades online. En la actualidad continuamos con las mismas actividades e impartimos las catas y cursos en distintas salas que se subcontratan o en restaurantes colaboradores».

enoteca andana vinos vinoteca

Carmen Fernández-Bravo y Paloma Tella, fundadoras de Andana

Hablamos con Paloma Tella, que se encarga de afirmar que «nuestra filosofía es ofrecer vinos distintos, especiales y novedosos siempre bajo el criterio de muy buena calidad y a un precio acorde. Es lo que ofrecemos en nuestro Club de Vinos».

Pero ¿cómo es su oferta vinícola? La enóloga asegura que priorizan vinos con una excelente relación calidad-precio: «La media es de 10 euros, aunque también disponemos de vinos más caros», asegura. Comercializan blancos, rosados, tintos jóvenes y de crianza, espumosos, generosos y dulces. Tenemos cuentan con una selección de vinos ecológicos y en formato Magnum. Todos los vinos, en todo caso, son seleccionados por la enóloga de la empresa.

Durante estos años un capítulo importantísimo ha sido y es la formación: «En este tiempo hemos impartido incontables cursos de cata para particulares, empresas y profesionales en Sevilla donde somos referente en este campo», asegura Tella. También las hacen para eventos e incluso «catas a domicilio».

enoteca andana vinos vinoteca

«Iniciamos los cursos, talleres y catas de vino en Sevilla en el año 2003, siendo una actividad fundamental en la historia de nuestra empresa», destaca Paloma. Para ella la formación es fundamental, tanto para personas que estén como no estén interesadas en este mundo. Pero sobre todo para el caso de consumidores y profesionales. «El consumo de vino disminuye en España de forma alarmante y es preciso hacer un esfuerzo por acercarlo al gran público», asevera la enóloga.

enoteca andana vinos vinoteca

«Nuestros cursillistas son de todas las edades, pero la mayoría tienen una edad media entre 30 y 60 años, tanto hombres como mujeres, aunque probablemente los hombres estén en una proporción ligeramente superior», insiste. Funcionarios y profesionales de todo tipo, sobre todo españoles, es el perfil medio, aunque «también realizamos catas y maridajes comentados para extranjeros en inglés y francés», asegura.

En cualquier caso, avisa Paloma Tella, para acudir a sus catas no es necesario tener ningún conocimiento previo ya que imparten cursos desde un nivel cero de conocimientos hasta para profesionales del sector. Lo mejor es contactar con ellas y concertar la cata que más nos interese.

Federico Flores

federico flores vinos vinoteca

Si hay un lugar conocido ─y reconocido por todos─ ese es Federico Flores, que ha marcado un punto de inflexión en el mundo vinícola de la ciudad de Sevilla. La casa madre la creó Federico Flores padre, hace 40 años y ahora la llevan sus tres hijos: Federico, José Vicente y Álvaro.

Los Flores han querido salirse del concepto tradicional de tienda y han apostado por un espacio especializado en vinos y jamones con casi 1.500 referencias de caldos nacionales e internacionales, en un tienda con aproximadamente 400 metros cuadrados.

Nos recibe Federico Flores Gallardo, que es el gerente de la empresa Federico Flores e Hijos, para hablar de la tienda, Vinos Federico Flores. Esta última nace en abril de 2002, con el fin de distribuir en Sevilla y provincia vinos nacionales. Con la tienda abierta, inician también el «Club del jamón y el vino», máximos exponentes para Federico Flores.

federico flores vinos vinoteca

«El objetivo del club es dar a conocer nuestros productos estrellas, desarrollando presentaciones, visitas a bodegas y cursos, entre otros», apostilla Flores. Una apuesta por los vinos andaluces en concreto que es clara y decidida desde 2006. «Creamos entonces el nombre de ‘Catandalucía’. Bajo este concepto arropamos todas las bodegas que comercializamos de las ocho provincias andaluzas, cuya oferta es posible encontrar en la tienda», asegura el gerente.

Nos fijamos ahora en la sala de catas, que comenta Federico Flores que la pusieron en funcionamiento a la vez que la tienda. Concretamente en el año 2002. Desde entonces, insiste, han desarrollado numerosas jornadas de catas, cursos de iniciación, cursos específicos de distintos tipos de vinos, así como presentaciones de las mejores bodegas nacionales.

«Recientemente hemos inaugurado una nueva aula de formación con más espacio, mejor equipamiento de sonido e imagen, para seguir desarrollando cursos de vinos», afirma Flores. Este nuevo espacio también les permite desarrollar jornadas de corte de jamón, tan importante para su negocio.

«Hasta aquí llegan desde aficionados al mundo del vino, que siente interés por comenzar desde cero, hasta personas que ya estén en este mundo», cuenta el gerente. Por tanto, no es necesario tener conocimiento previo, pues para Flores «cualquier persona es apta para catar. Es cuestión de desarrollar nuestros sentidos, comenzar a retener y asemejar colores, olores y sabores».

federico flores vinos vinoteca cata

De todos los meses del año, Federico Flores apunta que los periodos más interesantes para los cursos de catas son de septiembre a noviembre y de enero hasta abril. «Ya llegados a esta fecha coinciden las fiestas de esta ciudad y es más complicado la asistencia a estos cursos. No obstante tenemos previsto convocar antes de que acabe marzo algún curso de iniciación a la cata, en dos sesiones de 3 horas», apunta Flores.

También durante este 2017 tienen previsto organizar cursos de larga duración, de formación continua para profesionales, así como cursos específicos para profesionales del sector. La clave está en preguntar en la tienda para conocer fechas y disponibilidad.

  • Dirección: C/ Fernández de Ribera, 44.
  • Teléfono: 954 09 51 92

Flor de Sal

flor de sal vinoteca vino cata

Es lo más parecido a una «boutique del vino», pero no por el precio, porque se adaptan a todos los bolsillos. Sino más bien por el cuidado y el mimo que dan a sus productos, porque no cuentan con grandes stocks de vinos y todos están seleccionados. Al frente está André Luiz Salla que, además de sommelier, es propietario de Flor de Sal.

«Mi pasión por el vino viene desde pequeño, dado que mi abuela me daba vino mezclado con agua y azúcar desde muy pequeñito, y me encantaba. Y hoy, fíjate, me dedico a ello», ríe al afirmar el sommelier. De hecho es hoy su modo de vida.

flor de sal vinoteca vino cata

André Luiz Salla, propietario de Flor de Sal

El proyecto nace el 28 de marzo de 2010, con el objetivo de dar a conocer los vinos y productos españoles. Al inicio era una tienda donde ofrecían, sobre todo, productos, pero se fueron centrando en vinos nacionales. Narra André Luiz que su objetivo era y es el de «ofrecer vinos de bodegas pequeñas, de zonas poco conocidas, de uvas diferentes. En definitiva, queríamos traer novedades y sorprender a los clientes».

Por ello huyen de vinos comerciales que se pueden encontrar en cualquier lugar y que los hace diferentes. Los precios son muy variados, cuenta el sommelier: «Desde 3 euros en adelante, todo lo que el cliente se quiera gastar», nos narra.

La ubicación que encontraron, en la calle Carlos Cañal, no es casual. Cuenta André que «después de buscar por locales por todo centro de la ciudad, hemos dado con una calle pequeña con mucho encanto. No queríamos masificación. Queríamos exclusividad y que nos buscaran. Y lo hemos conseguido, pues ahora somos todo un referente en Sevilla».

flor de sal vinoteca vino cata

Apasionados por el vino español, en pocas palabras, que es su producto principal: «Contamos con vinos tintos, blancos, cavas y vinos de jerez, todos de alta calidad y de bodegas pequeñas». Y sus catas son particulares y la desarrollan desde casi el principio.

«Las catas empezaron a desarrollarse a los 4 o 5 meses de abrir la tienda. Fue la mejor manera de dar a conocer estos vinos. Insisto, los nuestros no son caldos, pues los caldos son de pollo, de verdura o de marisco», ríe al afirmar. Hoy día se ha convertido en la principal actividad de Flor de Sal. De hecho, llevan siete años haciendo catas de vinos casi diariamente, sobre todo de miércoles a sábado, y tienen una duración aproximada de una hora y media, con precios que van desde 10 euros hasta 50 euros por persona.

flor de sal vinoteca vino cata

En su caso, 6 de cada 10 «catadores» son mujeres, de entre 28-50 años, en su mayoría españoles. «En general los que asisten a las catas son personas abiertas de mente, dispuestas a probar vinos nuevos. Suelen ser personas que han vivido fuera y regresan a Sevilla buscando algo moderno y diferente. O españoles de otra parte que viven en Sevilla», asevera André.

Defiende a ultranza las catas amenas y divertidas, evitando los tecnicismos. «Lo importante es que salgan con información correcta y actualizada», detalla. De hecho, no es necesario tener conocimientos previos para acudir a una de sus catas: «Aquí se viene a pasarlo bien y disfrutar del vino, sin tonterías», afirma con contundencia el gerente.

  • Dirección: C/ Carlos Cañal, 46.
  • Teléfono: 954 22 78 86 / 663 728 818

Sano manjar

sano manjar vinos vinoteca cata

Por lo general, un manjar es una comida que se considera exquisita. Si además decimos que, aparte de estar muy bueno, es sano, el círculo de la perfección se cierra. Es más o menos lo que ha querido transmitir Francisco Marín, gerente de «Sano Manjar» con su negocio.

«Es una tienda que comercializa alimentos de alta gama y de calidad, ecológicos en una alta proporción, y preferentemente saludables integrados en la órbita de la denominada dieta mediterránea», nos cuenta el gerente al presentarse.

Sin embargo, el vino ocupa un papel principal en la oferta de alimentos de este establecimiento. Y lo es porque, según nos recuerda el gerente, «está considerado como actor principal en una mesa o cualquier otro espacio en el que se quiera disfrutar de una gastronomía de calidad y de deleite, tanto de manera individual o colectiva».

sano manjar vinos vinoteca cata

En su caso, nos convence de que sus vinos pueden catalogarse como «bebibles», en cuanto que están «próximos a los gustos más diversos y a los bolsillos de cualquier tamaño». De hecho, poseen una vinoteca amplia, estética, dando su protagonismo a cada marca y denominación de origen. «Contamos con al menos 40 marcas de vinos tintos o blancos de manera habitual, 8 vinos del marco de Jerez y 10 cavas seleccionados, entre otros.

Por tanto, como el vino ocupa aquí papel importante en armonía con el ideario que desarrollan, le dedican un asesoramiento personalizado y gratuito «si así es requerido por el cliente», apunta. Pero también desarrollan catas desde 2015, a la que acuden clientes desde los 22 a los 65 años, sobre todo hombres y extranjeros.

sano manjar vinos vinoteca cata

«Nuestros clientes buscan vinos de la tierra, novedades de vinos de autor, y en el caso de clientes internacionales vinos de denominaciones de origen consolidadas como Rioja, Ribera del Duero o Jerez», señala el gerente. Ahora bien, insiste en que la asistencia no requiere conocimientos previos ni de enología ni de gastronomía. «Solo un talante de disfrute hedonista», apostilla Marín.

sano manjar vinos vinoteca cata

Para finalizar, detalla que organizan catas preferentemente bajo petición, en grupos de 4 a 10 personas, y con precios entre los 10-30 euros por comensal según los vinos y las tapas que lo mariden. Lo mejor es probar y dejarse seducir por estos «majares».

  • Dirección: C/ Muñoz y Pabón, 2.
  • Teléfono: 955 18 70 35

Tierra Nuestra

tierra nuestra vino vinoteca cata

Este lugar destila no solo auténtico «amor por el vino», sino concretamente por el vino de la «Tierra Nuestra», y de ahí puede derivarse su nombre. «Somos una ventana abierta a sabores y aromas de España», especifica José Luis Becerra, fundador y copropietario. Es el resultado de la iniciativa y dedicación personal de Becerra y su familia, sintetizando esta pasión por el vino y la gastronomía en este proyecto.

Lo inician en los años 80, cuando la empresa comienza a dar sus primeros pasos. «Continuamos con la tradición familiar, siendo la segunda generación en el mundo del vino y la tercera generación de comerciantes. Lo hacemos con el fin de acercar la cultura vinícola, concretamente sus sensaciones junto con el disfrute gastronómico a nuestros clientes», apunta Becerra.

Además de vinos de España, con más de 2.500 referencias, cuentan con una charcutería selecta por pieza y al corte. En estos 30 años de trayectoria, asegura el gerente, «nos hemos convertido en la primera empresa de Andalucía que ofrece la mayor selección de vinos nacionales y productos gastronómicos de alta gama».

tierra nuestra vino vinoteca cata

El resultado es que se ha convertido en todo un grupo empresarial que desarrolla su actividad comercial dentro del sector del vino, con tres tiendas especializadas ─dos de ellas en Sevilla y una tercera en Huelva─, con un «Club exclusivo de vinos», una tienda de vinos online, y hasta una bodega. Ésta es la última incorporación, situada en Almonaster La Real (Huelva), dentro del Parque Natural de Aracena y Picos de Aroche, y con una producción de 40.000 botellas.

En relación a las catas de vinos, «Tierra Nuestra» cuenta con cursos donde el cliente no tiene ningún conocimiento hasta niveles superiores que ellos mismos determinan como «de perfeccionamiento». En cualquier caso, insiste el gerente, «lo importante es que te guste el vino, tengas la mente abierta y estés dispuesto a comparar vinos de todas las zonas vinícolas españolas». No hay más requisitos.

tierra nuestra vino vinoteca cata

Matías, sumiller de Tierra Nuestra

Por perfiles, indica Becerra, los clientes que más se apuntan a este tipo de eventos son «personas socialmente activas, tanto jóvenes como maduros de 40 a 50 años». A este respecto, detalla que «las mujeres se están volviendo muy activas también», aunque de momento son los hombres los que van ganando la partida.

«Factores de calidad y metodología de cata», «Las edades del vino» o «Jerez, un mundo aparte» son algunas catas temáticas que tienen disponibles. Eso sí, los que estén interesados, informan desde la empresa, deben tener presente que en abril hacen una parada por Semana Santa y Feria, y «solo se realizan catas privadas, previa solicitud, para grupos con un mínimo de 6 personas».

tierra nuestra vino vinoteca cata

Por tanto, este lugar demuestra que el mejor compañero de viaje para un buen vino, como no, es una excelente selección de productos de la tierra, que también forman parte de la oferta de «Tierra Nuestra». Conviene probar y que cada uno saque sus propias conclusiones.

  • Dirección: C/ Doctor Pedro de Castro, 5.
  • Teléfono: 954 41 43 72

Vinos y Maridaje

vinos maridaje vinoteca cata

La penúltima parada la hacemos en el «pequeño Cádiz» que tenemos en Sevilla de la mano de la familia Merino, ligada al mundo de las bebidas desde 1930. Fue entonces cuando Miguel Merino fundó en Jerez una fábrica de gaseosas que luego derivó los productos vinícolas por los que hoy son conocidos. Después de sus almacenes en El Puerto de Santa María, en 2014 inauguraron esta vinoteca en Sevilla.

Nos recibe Rebeca Moca, la responsable de la tienda. «Vinos y Maridaje Sevilla nace en diciembre de 2014 con el afán de ser el escaparate de la estrecha relación que mantenemos desde hace más de una década con las principales bodegas españolas», comenta Rebeca al presentarse.

Aquí es posible encontrar vinos de todas las Denominaciones de Origen de España y representaciones internacionales de gran prestigio. Eso sin olvidar la oferta que tienen relativa a whiskys, vodkas, ginebras, rones, licores y tequilas, entre otros. También la mejor selección de aceites, vinagres y cerveza artesanal de elaboración propia.

vinos maridaje vinoteca cata

Si nos centramos en las catas, cuenta Rebeca Moca que las realizan desde que abrieron la tienda. con profesionales del sector preparados para ello. Apunta Moca que «las catas son un complemento que nos permite dar a conocer todas y cada una de las referencias con las que trabajamos».

Pero no nos olvidemos de su nombre, donde el maridaje cobra un papel importante. Rebeca lo explica así: «Ponemos en valor el arte de encontrar esa pareja ideal para los vinos ─a nivel gastronómico─ que haga de esa cata una experiencia sin igual».

Por ello, de la mano de la enóloga del grupo, Eva Espinosa, dan a conocer «de manera amena y sin complicaciones los detalles que nos permiten entender, descubrir y afianzar conceptos que ayudan al cliente a realizar una buena elección para aquellas ocasiones especiales, donde el vino suele ser uno de sus cómplices», sonríe al afirmar.

Hasta sus catas llegan personas que dan sus primeros pasos en el mundo del vino y también expertos y personal del sector acorde a su nivel. Lo imparte la enóloga del grupo o bien personal directo de bodega, apostilla. En definitiva, no es importante tener conocimientos ya que están comprometidos, insiste Rebeca, con la divulgación del mundo del vino y la formación. Por ello, parten siempre de una base sencilla para que todos los interesados puedan disfrutar en todo momento de la experiencia.

vinos maridaje vinoteca cata

Aquí es posible hacer catas privadas, con un mínimo de 10 personas y un máximo de 20. Se realiza el presupuesto en base al tipo de cata y maridaje que el cliente quiere, ajustándose a la agenda de la enóloga. Normalmente son de lunes a jueves a las 14hs o bien a las 19hs (con una duración aproximada de hora y media).

Por otro lado, también tienen las catas generales y programadas, con un aforo máximo de 20 plazas. «Se lanzan los calendarios mensuales con las propuestas de ese mes para que el público pueda reservar su plaza en base a las catas/día/estilo que lanzamos». Por lo que la clave está en dar con la que más interesa en función del nivel del «catador».

  • Dirección: Avda. de Diego Martínez Barrio, 10.
  • Teléfono: 954 42 52 18

Viña & Licor

viñafiel vinoteca vino licor cata

La última parada la hacemos en el barrio del Arenal, en pleno caso histórico de Sevilla. Aquí se encuentra la tienda de vinos, Viña & Licor, que es la primera tienda del Grupo Viñafiel: «Una completa oferta de vinos y destilados nacionales e internacionales en un entorno único», señala al presentarse Daniel Ramos, director sumiller ejecutivo del Grupo Viñafiel. Él pasó por el Bulli Hotel y la Hacienda Benazuza, entre otros.

Al acceder a Viña & Licor nos encontramos con dos zonas, pero llama la atención la central que está acristalada y donde descansan los vinos más especiales y delicados a 16 grados centígrados. Es posible encontrar vinos de las denominaciones de origen más tradicionales y emergentes de todo el territorio nacional, así como una selección de vinos internacionales de los principales países productores de mundo.

viñafiel vinoteca vino licor cata daniel ramos

Daniel Ramos, director sumiller ejecutivo del Grupo Viñafiel

Pero no todo acaba aquí, pues la tienda dispone también de una extensa sección gourmet dedicada a quesos españoles e internacionales, patés franceses, conservas, chocolates, caviar de Río Frío y aceites de oliva.

Pero vayamos a las catas. Según nos cuenta Daniel Ramos «en Viña & Licor la formación y el conocimiento son muy importantes. Es por eso por lo que en la tienda tenemos una sala de cata en la que se imparten cursos de iniciación al mundo del vino o vinos de Jerez, con profesores homologados por el Consejo Regulador de Jerez», asegura.

viñafiel vinoteca vino licor cata

Igualmente disponen de cursos especializados para «winelover», o amantes del vino, así como presentaciones de las principales bodegas nacionales. Y conviene no olvidarse de su «Club de Vinos». Como detalla Ramos «es una estupenda iniciativa para que disfrutes de descuentos en tus compras y de un trato preferente en los cursos, catas y presentaciones que hacemos en el establecimiento.

viñafiel vinoteca vino licor cata

Las próximas actividades cerradas tendrán luegar el 4 de abril, con una cata de vinos blancos internacionales, el 18 y 19 del mismo mes con un curso de vinos espumosos. Por último, el 26 de abril cuentan con una cata de los vinos más novedosos de 2016. Lo mejor es contactar con ellos y decidirnos por unos u otros.

  • Dirección: C/ Arfe, 20.
  • Teléfono: 955 03 85 22

Lo que no te puedes perder

vinofino

En todos estos casos, los sumillers insisten en que no es necesario saber de vinos para iniciarse en el mundo de las catas. Montserrat Molina, enóloga y director técnico de Bodegas Barbadillo, aconseja a los profesionales que si estamos ante alguien que «no considera el vino como una opción de consumo podemos estimular su curiosidad si le preparamos una cata con vinos jóvenes, aromáticos, con poco alcohol, tipo frizzante, rosados pálidos…».

En este caso, asegura la enóloga, simplemente para abrir su mente y hacerle ver que hay muchos tipos de vinos y que posiblemente alguno le sorprenda y le guste. Por el contrario, «si logramos despertar su interés, el camino estará iniciado. Se tratará, después, de ir probando distintos vinos, orígenes, formas de elaborar y el gusto irá evolucionando. Al cabo de un tiempo, le gustarán y le interesarán otros vinos distintos de los del principio», asevera.

En cualquier caso, la experta apunta que «motivar a alguien que le gusta el vino para asistir a una cata, es realmente fácil porque en una cata se descubren tantos aspectos del vino que la experiencia es muy satisfactoria».

Recomienda, eso sí, empezar por vinos que se adapten al gusto inicial de cada persona. Generalmente son vinos blancos o rosados, muy jóvenes, de color atractivo, aromas afrutados y sabores suaves. Se trata, pues, de un proceso evolutivo y el primer escalón debe ser siempre el más sencillo de entender.

Luego conviene ir probando vinos más complejos, apunta Montserrat Molina, creciendo en conocimiento para así poder apreciar, por ejemplo, una manzanilla con varios años de crianza en madera. Ahora sí, estamos listos para empezar con nuestra primera cata. ¡A disfrutarla!