Este elegante restaurante está situado en el paseo marítimo, y desde su apertura en 1993 ha recibido numerosos premios de gastronomía.

La prioridad de la casa tiene como base la exigencia en la calidad de la materia prima y la esmerada elaboración. Está basado en la cocina tradicional mediterránea, a la que se añaden interesantes detalles de autor. Algunos de los platos estrella de esta casa son el Solomillo a la sal, o la Brocheta de rape y langostinos sobre fondo de fideuá.