«Cuando salgo, si me decido por Triana, voy a Casa Manolo, el típico bar de barrio de comida casera». No tengo una ruta de tapas favorita, me gusta moverme por diferentes sitios de la ciudad. Me gusta mucho la variedad de las zonas. Cada lugar en Sevilla es distinto en cuanto a tapas y ambiente.

Cuando salgo, si me decido por el barrio de Triana no puede faltar en mi ruta Casa Manolo, en la calle San Jorge, cerca del Altozano y de la calle Alfarería. Es el típico bar donde se puede disfrutar de comida casera y económica.

Las tapas en Madrid son muy distintas a las de aquí, por eso, cuando vengo a Sevilla me gusta disfrutar de las tapas típicas sevillanas, así que, cuando puedo me escapo a este local. Me gustan todas sus tapas, imposible casi decidirse.

Otra de las zonas por donde voy a tapear es el centro.

Uno de mis lugares es el Bar Eslava. Me gusta la variedad y la calidad de las tapas que ponen. También destaca por su innovación en la cocina, pero sin perder ese toque tradicional andaluz.

Ya que estoy en el centro paseando llego a la Bodeguita Perejil, en la calle Águilas. Además de disfrutar de las vistas que esta zona de la ciudad posee, tiene los mejores montaditos y una buena bodega con numerosas denominaciones de origen.

Para disfrutar de un buen día de tapeo completo no me olvido del Bar Manolo, en la zona de la Alfalfa. Me encanta el sabor de sus platos y la simpatía de su gente, «voy a comer siempre que puedo».