«Para comer mientras disfruto del mejor flamenco, mi opción es el bar Milagritos». Una magnífica opción para tapear por Sevilla es moverse por el Barrio de Santa Cruz. La primera parada la suelo hacer en la Bodeguita de mi amigo Álvaro Perejil para disfrutar de una buena tabla de quesos. También recomiendo sus riquísimos patés.

Sin salir de Santa Cruz, no puedo olvidarme de otro de mis bares de tapas favoritos: Las Columnas, uno de los más famosos de la ciudad. Si aún queda hambre para alguna tapa más, no puedo dejar de acudir al bar Milagritos, frente a la Catedral, donde se puede tapear mientras se difruta de un espectáculo flamenco.

Pero si lo que quiero es una cena íntima y una buena copa, mi opción es el restaurante Porta Rossa, en la calle Pastor y Landero.