Entrada

Beneficios de la comida picante


Chile, pimentones, pimientas, jengibre, cayena… la comida aderezada con estas sustancias picantes cuenta con detractores y defensores a partes iguales. Unos alegan que son demasiado fuertes y pueden provocar problemas de estómago y los otros que aportan numerosos beneficios a la salud además de una divertida experiencia gastronómica. ¿Qué hay de verdad en una y otra tesis?.

¿Cómo neutralizar el sabor del picante?

Hay varias formas de hacer que el sabor picante y el ardor que provocan, por ejemplo, los chiles, en la boca, desaparezcan.

Ingiriendo azúcar, aceite o grasas se reduce esa sensación. Al igual que masticar pan.

El azúcar, el
aceite, las grasas
o el alcohol pueden
aliviar el sabor
picante

No es muy eficaz el agua, ya que la capsaicina no es muy soluble en ella. Resulta más efectiva alguna bebida con alcohol

Lo cierto es que ambas sostienen teorías acertadas. Sin embargo y, como en todo, consumiéndolos de manera equilibrada, los alimentos picantes tienen más cosas a su favor que en contra, según han demostrado numerosos estudios científicos.

Lo primero que hay que saber es que no todas las personas aguantan el picante de la misma manera. Depende del organismo de cada uno, por ello, si no se está acostumbrado a él, hay que tomarlo con precaución.

Lo segundo es que existen miles de variedades de picantes en todo el mundo con distinto grado de sabor e intensidad, desde las que más pican (‘thai dragon’, de Tailandia) a las que menos (como el peperoncini, de Italia), pasando por las cayenas o los jalapeños. Aunque algunos tuvieron origen en Sudamérica (como el chile), hoy día se han extendido a todas las cocinas del mundo y rara es la que no usa en algunos de sus platos un poco de picante.

Existen además varias formas de tomar picante:

Natural: picado, como condimento en las comidas.
Exprimido: como el Tabasco. Es el más concentrado.
Infusión: uniendo el picante con otras hierbas. Es el más aromático.

Durante muchos siglos se usaron estas sustancias para conservar mejor los alimentos y evitar infecciones en los mismos, ya que su alto contenido de vitaminas supone una barrera para las bacterias, así como para disimular el sabor de los que no estaban en buen estado.

Pero los condimentos picantes son más que meros conservadores de alimentos. Proporcionan numerosos beneficios para la salud. Algunos de los más destacados son:
Quema calorías: Los chiles y pimientos picantes contienen capsaicina, que es la responsable de la sensación de ardor en la boca. También es la responsable de que el corazón se acelere y nuestro metabolismo también, por la subida de la temperatura del cuerpo, con lo que se queman calorías más rápidamente. Además, provoca una sensación de saciedad.
Mejora la circulación: Esa misma sustancia, la capsaicina, se ha demostrado que combate la inflamación de las arterias y mejora la circulación, por lo que es beneficiosa para reducir las enfermedades cardiovasculares. Cuando se comen alimentos picantes, la temperatura del cuerpo se eleva, por lo que aumenta el flujo sanguíneo y llega mejor la sangre al corazón. Además, la mayoría de sustancias picantes son ricas en vitaminas A y C, que ayudan a reforzar las paredes de los vasos sanguíneos.
Lucha contra el cáncer: Numerosos estudios han demostrado que la capsaicina reduce el crecimiento de las células cancerosas. De hecho, en países con dietas rica en esta sustancia, los índice de algunos cánceres son muy bajos.
sirve como afrodisíaco: Algunas teorías defienden que la comida picante es afrodisíaca (se puede vincular al reportaje de alimentos afrodisiacos) por su alto contenido en vitamina C (que estimula la producción de endorfinas).
Combate el resfriado: La capsaicina promueve la sudoración equilibrando la temperatura del cuerpo en caso de gripe o resfriado. Asimismo abre los conductos nasales mejorando la congestión, la sinusitis, bronquitis e incluso el asma.
Mejora el estado de ánimo: La comida picante genera endorfinas y serotoninas ofreciendo una sensación de bienestar general.

Contras de la comida picante
Aunque algunos estudios han demostrado que la comida picante puede mejorar la digestión y curar ciertas dolencias estomacales (durante años, la cayena se recetaba para dolores de estómago), lo cierto es que si se padece alguna úlcera de estómago u otra afectación del aparato digestivo se ha de evitar el abuso de los picantes ya que podría sufrirse alguna irritación.

También han de evitarse los alimentos picantes en exceso en caso de hemorragias, dolencias de hígado o de las vías urinarias. En ese caso debe consultarse con el médico antes de consumir este tipo de alimentos.

Enlaces relacionados
Beneficios de la comida picante
Besugo con refrito de ajetes y guindillas
Comida picante
Alimentos picantes y salud