Entrada

¿Qué es ser vegetariano?

Desde hace siglos muchas son las personas que decidieron eliminar de su dieta la carne de los animales bien por razones de salud o bien por convicciones morales. En los últimos años, el vegetarianismo se ha convertido en una tendencia cada vez más extendida en la sociedad. Pero ¿en qué consiste exactamente ser vegetariano? ¿Cuántos tipos hay? ¿Comen productos derivados de los animales?

Niños vegetarianos

En principio se puede ser vegetariano a cualquier edad.
Sin embargo, los niños en edad de crecimiento, las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, la gente mayor de edad o aquellos que han estado enfermos, deben tener mucho cuidado a la hora de decantarse por una dieta vegetariana.

Niños, mayores,
embarazadas y
enfermos deben
ir a un nutricionista
para tener una dieta vegetariana

El control médico de un nutricionista en estos casos es especialmente importante.

Personajes como Platón, Einstein o el mismísimo Brad Pitt decidieron en su momento excluir de sus menús la carne de animal. Como ellos, miles de personas en todo el mundo también lo han hecho. Muchos, convencidos de que una dieta vegetariana supone importantes beneficios para la salud, otros movidos por el respeto a los animales y al medio ambiente, y otros como una forma de perder peso.

Sin embargo, muchos alegan que es una dieta deficiente en determinadas proteínas y vitaminas. Los expertos en nutrición han encontrado beneficios e inconvenientes de este tipo de dietas, por ello, aconsejan que, antes de apostar por una dieta vegetariana hay que consultar con un profesional médico nutricionista que informe al paciente de cómo debe ser una dieta vegetariana equilibrada.

La dieta vegetariana puede estar formada por una gran variedad de alimentos que sacian el hambre y son sanos. Pero siempre ha de realizarse bajo supervisión médica.

Clases de vegetarianos

Existen varias clases de vegetarianos dependiendo de los alimentos que incluyan o no en su dieta, desde los más estrictos a los menos.
La Unión Vegetariana Internacional (IVU), establece la siguiente clasificación de vegetarianos.
Vegano: Excluye de su dieta toda la carne procedente de mamíferos, aves, pescados y marisco y productos animales como los lácteos o los huevos. No suelen incluir tampoco miel.
Vegetariano Lacto – ovo: Éste no come ni carnes, ni pescados pero incluye en su dieta productos animales como los huevos y los lácteos.
Vegetariano Lacto: Excluye todos los productos animales excepto los lácteos. De modo que no come ni carnes ni pescados ni huevos.
Semi-vegetariano: Es el vegetariano menos estricto ya que come productos vegetales, lácteos, huevos, aves y pescados. Lo único que no come es carne.
Frutariano: Se alimenta únicamente de frutas y frutos secos. Pero, además, estos sólo consumen frutas que no matan a las plantas.
Pescetariano: Sigue una dieta similar al Vegano pero incluye en su dieta el pescado.
Crudívoro: Son personas que comen todo crudo. No cocinan ni calientan los productos que consumen. Su menú está formado por frutas, verduras, semillas y legumbres.

Beneficios de la dieta vegetariana

El organismo estadounidense Physicians Committee for Responsible Medicine (Comité de Médicos por una Medicina Responsable) elaboró hace algunos años una Guía de Iniciación Vegetariana de la que se hace eco la Unión Vegetariana Española http://www.unionvegetariana.org/ y en la que desglosan algunas de las ventajas de la dieta vegetariana.

-Beneficios para el corazón: Los vegetarianos poseen niveles de colesterol muy inferiores a quienes comen carne, y la enfermedad cardíaca es poco frecuente entre los vegetarianos. Las comidas vegetarianas son bajas en grasas saturadas y generalmente contienen poco o ningún colesterol.
-Mejor presión sanguínea: al tener menos sodio en la dieta, la presión sanguínea es más baja.
-Control de la diabetes: Numerosos estudios sobre la diabetes muestran que una dieta rica en carbohidratos complejos (que se encuentran sólo en alimentos vegetales) y baja en grasas es la mejor prescripción dietética para controlar la diabetes.
-Prevención del cáncer: Estudios epidemiológicos han demostrado que las tasas de cáncer de mama y de colon en población vegetariana es menor que la que no lo es porque son más bajas en grasas y más ricas en fibra que las dietas basadas en carnes. Además, los vegetarianos generalmente consumen más cantidad del pigmento vegetal betacaroteno. Esto podría ayudar a explicar por qué padecen menos cáncer de pulmón.

Los nutrientes en la dieta vegetariana

Proteínas: Una buena elección son los productos de soja, como el citado tofu. También son recomendables las legumbres, frutos secos, cereales y semillas integrales.
Calcio: Los productos lácteos bajos en grasas son ricos en calcio. En el caso de ser vegetariano integral hay productos sintéticos como fuentes de calcio: legumbres, leche enriquecida de soja, tofu (procesado con sulfato de calcio), y vegetales como la lechuga, espinacas, brócoli, acelgas. Las mujeres necesitan al menos 1.000 miligramos de calcio al día.
Hierro: Los cereales enriquecidos y las semillas integrales, vegetales de hoja verde como la lechuga, espinacas, acelgas. Las legumbres y los zumos de pasas son muy recomendables para iniciar una dieta vegetariana. Incrementa la absorción de hierro tomando alimentos muy ricos en vitamina C, como los tomates.
Zinc: Las semillas integrales, productos derivados de la soja, frutos secos y germen de trigo.
Vitamina B-12: La mayor fuente se encuentra en los productos lácteos y los huevos. Los vegetarianos integrales la pueden encontrar en cereales enriquecidos, productos de soja y en ciertos tipos de levadura. La ausencia de esta vitamina puede provocar enfermedades como la anemia o alteraciones en el sistema nervioso. Por ello, en muchas ocasiones se recomienda un suplemento vitamínico.

Enlaces relacionados
Claves de la dieta vegetariana
Unión vegetariana
Unión Vegetariana Europea
Mundo vegetariano
Ecoportal
Receta vegetariana: Albóndigas con tofu
Receta vegetariana: Coliflor con vinagreta de verduras