A continuación os revelamos todos los secretos para abrir un centollo correctamente:

1. Ponemos el centollo boca arriba y le arrancamos la parte del abdomen. Para esto tenemos que tirar hacia atrás, y a continuación iremos arrancando las patas del centollo una a una, girándolas hacia atrás. Para abrir las patas utilizaremos unas tenazas para marisco. las reservamos.
2. Abriremos el centollo por la parte de atrás. Para esto hay que separar el caparazón del cuerpo del centollo. Es recomendable retirar los cartílagos con un tenedor.
3. Procedemos a poner el caparazón encima de las patas. Antes de esto tenemos que eliminar el estómago: se le da un golpe seco en la parte de la boca y se tira de ella hasta retirar todo.
4. El cuerpo del centollo (o cacho) se trocea en 6 u 8 trozos, para facilitar su comida.
5. Se monta un plato o fuente de manera vistosa con las diferentes partes que hemos preparado.